×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
01 Julio 2019 04:02:00
Hawking y ese pedo
Debatí un rato con mi interior para hacer público -o no- este título cuya idea me rondó la cabeza toda la mañana. Gané yo, porque mis argumentos sobre la validez de todas las formas de expresión fueron viables, pero perdí también yo misma cuando discuto sobre la pobreza en el vocabulario de las nuevas generaciones. Así las cosas, ante este empate introspectivo, les explico mi dilema.

En la pasada Feria del Libro, un dependiente joven de la librería Planeta comentaba con bastante acaloramiento sobre las temáticas apiladas en cada mesa. Se dirigía a otra joven quien, igual que él, rondaría apenas la mayoría de edad mexicana; ella le escuchaba con atención y azoro en tanto él se explayó con lo siguiente: “Allá no hay nada de Hawking ni ese pedo, es de este lado en donde está la Teoría del todo y la () física cuántica, pero yo ahora estoy interesado en la () historia de los romanos: allí está la () primera parte…”

Puse los puntos suspensivos al final porque no terminó ahí la conversación, pues prosiguió con información creíble y documentada sobre historia antigua y cuentos de ciencia ficción. Los paréntesis son palabras, cuya familia semántica pertenece al “pedo” del título en este artículo, sin embargo, creí innecesario replicarlas cuando parecen evidentes.

La primera Dalia alzó una ceja en su papel de profesora o mamá al escuchar las primeras diez palabras del muchacho; la segunda, bajó la guardia al enterarme de cuánto entusiasmo está poniendo ese jovencito en sus lecturas y cómo los transmite apasionadamente a otra chica. Me sentí ante la pregunta que plantea Silvio Rodríguez en su tema Playa Girón: si alguien roba comida y después de la vida ¿qué hacer? ¿hasta dónde debemos practicar las verdades?

En este caso perdió la profesora y la mamá: pasó a ganar la usuaria de una lengua que se hereda de muy diversas maneras a cada generación. Al fin y al cabo, ese muchacho -y muchos más- están acercándose a las otras formas de entender el mundo, si logran transmitirlo a pesar del habla acortada con la cual están creciendo, los ancianos del lenguaje deberíamos darnos por bien servidos.
Imprimir
COMENTARIOS


6

8
  • 0 1
  • 7
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65