×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
05 Noviembre 2019 04:03:00
¡Hijo de Calderón!
¿Por qué le tiene tanto miedo Andrés Manuel López Obrador a Felipe Calderón? Solo he visto tales muestras de pánico cuando Juanca, el de Recursos Humanos, pasa por la redacción caminando con un folder rosa en la mano.

Pero, bueno, en ese caso se entiende, en el caso del Presidente nomás no lo entiendo. Me da la impresión de que AMLO sigue ardido con Calderón por haberle arrebatado la Presidencia en 2006. O es eso o le bajó una novia, porque realmente su odio hacia él es enfermizo. Ni yo odiaba tanto a mi cuñado (bueno sí, pero ya no es mi cuñado ese inútil).

Ayer en su sermón mañanero, López Obrador estableció un nuevo récord en cuanto a miserabilidad de un Mandatario, pues aprovechó el foro para lanzarse con todo. ¡contra el hijo de Calderón! Como si estuvieran hablando de alguna serie de Netflix, el presidente y uno de sus achichincles acusaron directamente a Luis Calderón Zavala de ser el responsable de las campañas anti AMLO en las redes sociales, principalmente en Twitter.

¡Imagínate que el Presidente te acusa en cadena nacional! ¡Y sin pruebas! Por supuesto el chavo es mayor de edad y debe enfrentar las consecuencias de sus actos, pero ese no es el problema. El problema es que, primero, ni siquiera hay pruebas de que sea cierto lo que dijo el Presidente (no sería la primera vez que mentiría descaradamente, ¿verdad?).

Pero, sobre todo, lo más grave es que el aparato gubernamental se va contra el joven simple y sencillamente por ser hijo de quien es. Nada más por eso. No fuera hijo del “Chapo”, porque hasta disculpas le ofrecen y le piden un Uber para que lo lleve a su casa.

¡Taxi!
Las mafias del transporte ya le tomaron la medida al Gobierno de la Ciudad de México. Primero estrangularon la capital y así obtuvieron que la Guardia Nacional haga operativos en contra de Uber, Didi y Cabify. Y ahora los mismos transportistas que exigen derechos pero dan pésimo servicio (empezando por los malditos mircrobuseros) quieren sabotear el Cablebús en Cuautepec.

Ese teleférico saldría desde la estación Indios Verdes, uno de los puntos más conflictivos (nunca has visto tantos camiones amontonados en tu vida) que padecen todos los días los habitantes de la ciudad. Este servicio, obviamente, haría que la gente llegara más rápido, más segura y más cómoda a sus casas, olvidándose en buena medida de peseras, micros, taxis y todo lo que ande en ruedas. ¿Podría el Cablebús resolver todo el embrollo que es Indios Verdes? ¡Por supuesto que no!

Pero eso no significa que sea una mala idea, al contrario: todo lo que sirva para desahogar nuestras calles es bienvenido. Pero, ¡claro!, la mafia de transportistas ya empezó a movilizarse para tratar de impedir esta obra. Quisiera creer que Claudia Sheinbaum no se dejará intimidar, pero sinceramente lo dudo.

AMLO y las esposas
Si algo hay que reconocerle al amado líder cabecita de tampón es que es para eso de dar explicaciones inentendibles. En su conferencia le preguntaron si era cierto que se uniría Nicolás Maduro, de Venezuela; y a Alberto Fernández, de Argentina, para crear un frente latinoamericano contra el neoliberalismo. AMLO comenzó a responder como avión que quiere aterrizar en CDMX en Semana Santa: dando vueltas, vueltas y vueltas. Llevaba ya como 10 minutos respondiendo y nada, ni él mismo, sabía a dónde iba. Terminó hablando hasta de lo bien que se lleva con Trump y al final dijo mucho, pero no respondió nada. Señores, ya saben cómo hacerle con sus esposas.

¡Nos vemos el jueves!
Imprimir
COMENTARIOS


6

8
  • 0 1
  • 7
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65