×
Querida Ángela
Querida Ángela
ver +
La vida cotidiana nos presenta día a día infinidad de situaciones y en algunos casos necesitamos del consejo experto. Querida Angela es una columna que busca responder a todas sus preguntas. Escribe a: [email protected]

" Comentar Imprimir
22 Febrero 2009 04:00:53
Hombre humillado por pareja
QUERIDA ÁNGELA: Conocí a mi esposa hace muchos años, actualmente llevamos 6 años de matrimonio y casi 13 de relación.

La situación actual es la siguiente:

Al graduarnos de universidad, ella consiguió un muy buen empleo, comenzando a ganar mucho dinero, pero quería estudiar un posgrado. Yo la apoyé, incluso hacía los quehaceres de la casa y me encargaba de casi todos los asuntos relacionados con el hogar para que ella no tuviese distracciones y se pudiese concentrar en su trabajo y en los estudios. Yo lo hacía como actividades adicionales a mi trabajo (no tan glamoroso ni tan bien pagado como el de ella).

La cuestión es que ella, al ganar mucho más dinero que yo, fue cambiando poco a poco, ante los demás hablaba en primera persona (yo pago, yo tengo que sostener, yo compré, etc.), y muchas veces me echaba en cara que ella aportaba más económicamente que yo y por lo tanto esto le debía generar más respeto, incluso desde su propia familia se me comenzó a ver injustamente como un mantenido. Muchas veces yo bajaba la cabeza y me deprimía el hecho de pensar que ella no me respetaba como hombre por el hecho de no ganar unos “cuantos” pesos más que ella, y que en muchas ocasiones indirectamente yo era comparado con la gente que ella conocía o sus compañeros de trabajo los cuales tenían “éxito” laboral.

Afortunadamente, pude poner un negocio aparte de mi trabajo, con el que tuve ingresos extras considerables, y hasta llegué a ganar más de lo que ella ganaba, porque hace poco la despidieron. Asumí todos los gastos en una forma generosa y sin recriminación alguna (como una verdadera pareja que da apoyo mutuo) y de manera muy distinta a su actitud mostrada cuando yo me quedé sin trabajo mucho tiempo atrás.

Yo siempre he pensado en trabajar independiente y en tener mi propia empresa, cosa que no es muy lejana, pero para ella esta idea de empresario no le llama la atención, y dice que es mejor ser empleado en una empresa (claro, siempre que sea casi vicepresidente).

Todo lo anterior me tiene muy desanimado, eso sin contar que ella ya no es juguetona, se ha vuelto soberbia y mandona, además tiende a no reconocer errores. En la parte sexual se ha vuelto un poco apática, en todo ve gérmenes y bacterias que le pueden afectar su salud.

Yo no me enamoré de ella por su físico (no era muy atractiva), me enamoré de ella por su ternura, compasión, sensibilidad, sencillez y simplicidad con que miraba el mundo, y el cómo me hacía sentir de orgulloso de tener una mujer con todas esas cualidades tan diferentes y no superficiales. Ella era mi princesa.

Me pregunto si el desear tener un hombre con mucho dinero y que sea el que más gane es una superficialidad, así como un hombre desea una mujer de 1.80 con un cuerpo espectacular, rubia, que cocine rico, sumisa, ardiente y apasionada. ¿Hay futuro en esta relación?

INGENIERO SAM

QUERIDO INGENIERO SAM:
El matrimonio es una empresa donde hay dos directores, los cuales deben de ponerse de acuerdo para que no vaya a la ruina.

Puedo percibir que de tu parte aún existe mucho amor por tu esposa, aunque estás desilusionado por la forma en que ella actúa respecto al dinero y a tus aspiraciones. ¿Qué si es superficial querer eso? Sí, creo que es algo superficial, pero quizá se lo debemos a nuestra cultura, donde nos han inculcado durante años que es el hombre el que debe de garantizar el sustento y mantener a la mujer.

Esa es una idea arcaica, que ya no es congruente con los tiempos actuales, lo que no quiere decir que debas ser un desobligado. Según lo que me cuentas, tienes mucha iniciativa para ganar más dinero y tener una vida cómoda, es un esfuerzo que debe valorar tu esposa. Te recomiendo que le propongas que vayan a terapia de pareja. Quizá con la ayuda de un profesional pueda ella desahogarse y decir realmente cómo se siente al respecto. Creo que en tu matrimonio aún hay cosas que salvar y que vale la pena luchar por ello, si ese es tu propósito no lo dejes pasar.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5