×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
22 Febrero 2019 03:34:00
Honrarlas durante y antes de incinerarlas
Lo que bien se aprende, nunca se olvida. Al menos eso es lo que dice el dicho, sin embargo, hay que reconocer que mucho de nuestro sistema de enseñanza durante la primaria, secundaria y preparatoria en nuestro país tiene fallas por la falta de reforzar ciertos conocimientos que aparentemente no son considerados importantes en la vida.

Solo por mencionar uno de ellos es la materia de historia, quien muchos consideran como algo que no va servir para salir adelante en la vida, es decir, eso no va llevar dinero a los hogares.

Aunque eso no sea algo seguro, más no obstante más que cultura general es bueno reafirmar valores cívicos que forman parte de la historia de México. Al menos el día de hoy en las escuelas de primaria y secundaria hacen su labor en cuanto a este tema en recordar el Día de la Bandera de México que será este próximo domingo.

Así que considero como una responsabilidad por parte de los comunicadores de este país, hacer una pequeña reseña sobre la importancia del Día de la Bandera de México.

Como ya lo había descrito anteriormente en muchas escuelas del país se hicieron eventos dentro de las instituciones educativa para rendir honores a la Bandera de México, para poder reforzar nuestro símbolo patrio, así como para seguir conquistando la libertad, la democracia y la justicia social.

Para llegar a conocer nuestro lábaro patrio, hubo de pasar por varias transiciones dentro de la historia.

La primera fue cuando el pueblo se levantó en armas en 1810, la bandera fue un lienzo con la imagen de la virgen de Guadalupe; después con Morelos, la bandera utilizada en su lucha hasta el año 1814 se representó con un rectángulo de color azul con otro de color blanco, este último tenía en el centro un águila coronada que posaba sobre un nopal, encima de un puente de tres arcos con las iniciales “VVM”, significando “Viva la Virgen María”; posteriormente la bandera Trigarante en el Plan de Iguala, tenía los colores blanco, verde y rojo, éstos estaban colocados en franjas diagonales representando los ideales de religión, unión e independencia, en el centro de cada franja había una estrella. El 2 de noviembre de 1821, Iturbide decidió que el orden de los colores de la bandera sería verde, blanco y rojo con franjas verticales y en el centro la imagen de un águila coronada.

Pero no fue hasta el día 14 de abril de 1823, que se consolidó la bandera mexicana a como la conocemos al día de hoy donde el Congreso Constituyente Mexicano decretó que el escudo sería el águila parada sobre un nopal, agarrando con la pata derecha una serpiente, simbolizando así el pueblo azteca. La actual bandera, llamada la Cuarta Bandera Nacional, fue adoptada por decreto el 16 de septiembre de 1968, y confirmada por ley el 24 de febrero de 1984.

La Bandera de México ha sufrido muchos cambios durante años para simbolizar un valor patrio y cívico, pero es muy triste que su importancia se esté deteriorando porque es muy común ver que en varias escuelas y eventos cívicos donde se rinden honores a la Bandera es muy común ver a niños y jóvenes conversando, sin saludar al pabellón tricolor, ni cantar el himno nacional o guardar la posición de firmes mientras se presta juramento de fidelidad a la insignia patria.

Cada año es más común entre niños y jóvenes la falta de respeto, apatía, seriedad y desinterés por saber de la historia y significado de nuestra Bandera, cuando hay un acto cívico. De acuerdo a nuestra historia, muchos de los mexicanos dieron la vida por ella, ahora la juventud incluyendo a los funcionarios públicos, prefieren estar enviando mensajitos por los celulares, mostrando una total indiferencia.

Las escuelas del país son de suma importancia para transmitir el valor de los símbolos patrios, pero lamentablemente en muchas de ellas se ha perdido el respeto.

Existen planteles educativos que no se le brinda el honor que debe tener la Bandera de México, es decir, cada bandera que tiene una institución educativa debe tener un lugar en específico resguardo ante la vista de todos.

En su lugar pasa todo lo contrario, se tiene ahí arrumbada en una esquina como si se tratase de un objeto sin valor y tantito peor cuando la consideran como un trapo viejo cuando está ya percudida por el uso tirándola a la basura.

Muy poco se sabe qué hacer al respecto con estas banderas percudidas, es decir, se deben de tratar con respeto rindiéndole una ceremonia cuando ya caducaron por su uso.

Y la única manera de hacerlo correctamente es entregarlos al Ejército Mexicano para que ellos hagan esa ceremonia cívico militar, haciéndoles un homenaje con el último recorrido empuñando la bandera antes de incinerarla.

El respeto a nuestros símbolos patrios, debe iniciarse desde la primaria para motivar el derecho a portar la Bandera, lo que sin lugar a dudas es para sentirse orgulloso de nuestra Bandera de México. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria “Antonio Estrada Salazar” 2018) http://www.intersip.org

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5