×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
16 Mayo 2019 04:00:00
“Hoy inicia una nueva era; la era de las mujeres en México”
En esta reforma constitucional que anteayer ha aprobado el Senado relativa a la igualdad jurídica en todo entre hombres y mujeres en México, dijo el senador Óscar Eduardo Ramírez Aguilar, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales:

“Permítanme, antes de dar a conocer las bondades de esta reforma, compartirles un pasaje histórico:

“Hace más de 200 años, cuando se discutía la independencia nacional, allá en Chiapas, convocó el padre Fray Matías de Córdova y Ordóñez a una reunión urgente, y se dieron cita las familias, y ahí exhortaba Fray Matías de Córdova y Ordóñez lo importante de proclamar la independencia y la liberación de la corona española, y que era importante que los hombres asumieran su responsabilidad histórica, sin embargo, hubo un silencio total de los ahí presentes, y el mensaje fue que los hombres no querían acompañar la lucha de independencia.

“Pero se levantó una mujer de nombre Josefina García y caminó hacia el frente y dijo: “Yo quiero proponer que los hombres se queden a cuidar a nuestros hijos y nosotras las mujeres tomemos la defensa de nuestros derechos”.

“Ese pasaje histórico sigue presente, late todos los días, en cada mexicana, en cada mujer y hoy, después de 200 años de una vida independiente como nación, tenemos la posibilidad no de reconocer, porque no venimos a reconocer, no venimos a otorgar, simple y sencillamente el hecho de saber y que todo México, y que toda la sociedad entera sepa ese lugar que las mujeres se han ganado, nadie les ha regalado nada, todas las que están aquí presentes en este Senado, representando a sus entidades federativas, tienen una razón, hay una historia detrás de cada una de ustedes”.

“… Y permítanme compartirles otra reflexión.

“Rosario Castellanos -narra a través de su aportación de las letras su defensa- se encontraba, dice, desayunando con su madre y con su hermano menor de siete años, cuando entró una mujer que era la prima, y le dijo: ‘tuve una revelación, uno de tus hijos va a morir’. Y la madre se levanta y dice: ‘¿pero no, no es el varón el que se va a morir?”

“Ahí sintió Rosario Castellanos que habían lacerado su integridad. Imagínense esa época”.

“Hemos enfrentado en este país, y lo he vivido en carne propia, la violencia contra la mujer en la vida pública porque en algunas comunidades originarias la mujer solamente tiene dos, dos funciones: la de tener hijos y la de cargar leña”.

“… Por eso en esta etapa de la vida pública en México tiene que ser un antes y un después, viene una nueva etapa”.

“Es una propuesta radical, incluso, sí, que atenta contra los derechos políticos de quienes estamos del lado del género masculino, también es cierto, pero así es nuestra democracia. Decidimos jugar en este rol del Sistema Político Mexicano, pero hoy las reglas ya no están claras, y hoy las reglas van a cambiar en beneficio de las mujeres”.

“Se va a aplicar el principio de paridad en los municipios, incluidos los de población indígena”.

“Se cambia el vocablo de ciudadano, por ciudadanía”.

“La palabra candidato se quita, y quedarán candidaturas, incluso la palabra Senadores, por senadurías”.

“Se especifica que es un derecho de la ciudadanía ser votados en condiciones de paridad, vamos a hacer una reforma profunda al Poder Judicial, y he escuchado que aún viene incompleta, es un paso importante el que estamos dando”.

“Yo espero que podamos tener esa paridad en los tres niveles de gobierno, en los Tres Poderes de la Unión, en los órganos autónomos constitucionales, en los partidos políticos y, en su momento, en otro momento también en la vida sindical de este país”.

“Hace falta mucho por avanzar, pero también estamos ciertos que hoy inicia una nueva era, que es la era de las mujeres”.

Casi una veintena de oradoras y oradores. Martí Batres Guadarrama, presidente de la Comisión Permanente en este receso legislativo, reselló: “La reforma que acabamos de aprobar propone la incorporación del principio constitucional de paridad de género, como eje rector para la integración de todos los órganos del Estado mexicano”.

El Pleno senatorial había votado por unanimidad esta “reforma histórica”: 120 en favor, cero en contra y cero abstenciones.

Y apostillaba: “La reforma al artículo 41 constitucional propone observar dicho principio en los nombramientos de las personas titulares de las Secretarías de despacho del Poder Ejecutivo Federal y sus equivalentes en las entidades federativas, así como la integración de los órganos autónomos”.

“Para la postulación de sus candidaturas, la reforma constitucional obliga a los partidos políticos la observancia del referido principio constitucional en las candidaturas para la integración del Poder Legislativo Federal y los demás cargos de elección popular”.

“Finalmente, la reforma al artículo 94 constitucional mandata que la ley que regule la organización y funcionamiento del Poder Judicial de la Federación, incorpore la observancia del principio de paridad de género para la integración de los órganos jurisdiccionales federales”.

“En consecuencia, el principio constitucional de paridad de género deberá ser observado en la integración de todos los órganos del Estado mexicano. Felicitaciones, Senadoras y Senadores, por la construcción de este histórico acuerdo”.

Y la turnaban a la Cámara de Diputados, para el refrendo legislativo de una reforma que abarca a los artículos 2º, 4º, 35, 41, 52, 53, 56, 94 y 115 constitucionales en materia de paridad de género en los órganos del Estado.

Punto coincidente, había sido la afirmación de que es “histórica” porque igualará en todo a hombres y mujeres.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5