×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
14 Septiembre 2018 04:00:00
Huérfanos digitales… ¿los conoces?
En la presente semana asistí junto con mi esposa a una junta de padres de familia en el Colegio Ignacio Zaragoza, en Saltillo, ahí dentro de los puntos a tratar estaba uno que me llamó la atención: “Los huérfanos digitales”. Después de la plática de la titular del grupo, me di a la tarea de encontrar más sobre este tema, el cual, sin duda nos aqueja a casi, por no decir todos, los padres de familia en la actualidad.

Los huérfanos digitales son los hijos de los padres que prestan más atención a los “beneficios” que les ofrece la tecnología que a sus propios niños.

Son adultos que sacrifican el tiempo en familia y la atención a sus pequeños para estar más tiempo navegando en internet, chateando con personas de manera individual o en los ya famosos grupos de WhatsApp, jugando Xbox, estudiando o buscando información.

Los huérfanos digitales de este tiempo tienen casa, comida, ropa, zapatos… reciben atención médica y son llevados a la escuela; sin embargo, varias y varios de ellos carecen de cariño y apego. Sus padres, aunque presentes físicamente, se les puede considerar como ausentes.

Sobre esas familias hablaremos hoy, agárrense…

Los familiares de los huérfanos digitales comparten características comunes. Entre ellas podemos citarte:

» Les dedican mucho tiempo a las redes sociales.

» Si sus hijos son lo suficientemente mayores como para usar las tecnologías no pocas veces se comunican con ellos por el chat, aun cuando todos estén en casa.

» No se desconectan de internet ni para conversar un asunto serio con sus niños.

» Prefieren delegar todas las tareas que tienen para con sus menores a otras personas: la abuela, una cuidadora, una repasadora que les ayude con las tareas escolares…, etc.

Cuáles son las consecuencias de ser un huérfano digital.

Como nos habremos dado cuenta, los huérfanos digitales son víctimas de sus padres. El hecho de sentirse ignorados, menospreciados, mal atendidos y cambiados por las tecnologías los conduce a tener un desarrollo de una baja autoestima y la falta de confianza en sí mismos, sentirse desmotivados, tener bajo rendimiento escolar, aislarse, mantener poco trato social, se encierran en su habitación cuando están en casa, batallan para lograr la concentración, pueden tener una tristeza sin motivo y ojo, hacen lo mismo que sus padres: cambiar su vida real por una virtual.

Como iba avanzando, encontré más información sobre este tema, lo cual espero les sirva…y de ahí surgió la pregunta: ¿Qué hacer para no volver a mi hijo adolescente un huérfano digital?

Primero que todo, analizar si verdaderamente las tecnologías te importan más que él.

Si no es así, tal y como deseamos que sea y creemos, entonces ¿por qué poner en juego la relación entre ustedes?

Establezcan un diálogo cuando estén en casa. Dejen el teclado, invítalo a hacer lo mismo y siéntense a conversar sobre cualquier tema, incluso, pueden comenzar hablando de sus amigos virtuales, esos con los que juegan o cualquier otra temática que se relacione con la tecnología. Si ambos son apasionados de ella ésta puede ser una buena excusa para entablar una conversación

Traten de fijar horarios para estar juntos: los horarios de comida, por ejemplo. Cuando se sienten a la mesa conversen sobre su día y los asuntos que le competen a la familia.

Planifiquen estar un tiempo lejos de los dispositivos electrónicos, ¡aunque sea unas horas!

Dense cariño mutuo. Si desde pequeñito no le enseñaste a ser cariñoso ni fueron apegados con él o ella, ahora de mayores será un poco difícil lograr la empatía entre ustedes. Pero nunca es tarde. Si se quiere, se puede…

Utiliza el celular para comunicarte con él solamente cuando no puedas estar a su lado.

El uso y el abuso de los dispositivos electrónicos puede convertirse en una adicción. Tú que sabes los peligros para la salud que causan las adicciones tienes el deber de hacer todo por cambiar tu vida y ayudar a tu hijo a que no se vuelva también dependiente.

Traten de compartir las tareas domésticas y conversen cuando cada quien haga lo suyo.

Busquen una afinidad mutua que quede fuera de cualquier aparato electrónico y acuerden un momento para hablar sobre ella y compartirla.

En este caso puede ser una afición como ver un partido de futbol juntos o el desarrollo de un arte como la pintura, la música… Mamá, papá, invita a tu hijo o hija a bailar, cantar, bordar, tejer, aprender el arte del ebanista y el alfarero… Dile que te enseñe a montar patines, muéstrale tú cómo perfeccionar la técnica de hacer bailar el trompo… pasatiempos y oficios para aprender hay miles. Cualquiera de ellos servirá para despegarse de las tecnologías y estar juntos.

Espero les guste este artículo.

PUNTO Y APARTE

Una amplia oferta cultural y artística ofrece la edición 21 de la Feria Internacional del Libro de Coahuila 2018 (FILC), la cual integra un programa dedicado al público infantil y los más jóvenes.

Con actividades literarias, artísticas, de formación y animación lectora, este evento busca promover el fomento a la lectura, la programación contempla talleres, conciertos y jornadas de narración oral, entre otras actividades, asistan este fin de semana a la Feria Internacional del Libro.

Ánimo, ¡buen fin de semana patrio!
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5