0 1 2 3
×
4
Javier Solórzano
Javier Solórzano
ver +
Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México y de la Universidad Iberoamericana en Ciencias de la Comunicación. Profesor fundador de la carrera de Comunicación Social de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco. Ex conductor y coordinador de contenidos en programas informativos del canal 13 y 7. Fue subdirector general de Comunicación Internacional de la Secretaría de Relaciones Exteriores y jefe del Departamento de Análisis de Medios en la Presidencia de la República y de la Secretaría de Gobernación. También fue conductor de los noticiarios radiofónicos “Así las Cosas” y de la Tercera Emisión de “Para Empezar”. Así como director y conductor del programa televisivo “En Blanco y Negro”. Condujo la Tercera Emisión del Noticiario “Imagen Informativa”, además de “Circulo Rojo” en Televisa. Fue director del programa “Noticias 52MX” en MVS, así como conductor de la emisión vespertina de “W Radio”. Ha sido columnista y colaborador de diferentes diarios reconocidos del país y director general del diario “El Independiente”. Actualmente escribe en el periódico “Récord” y es conductor del programa “Noticias Javier Solórzano” en Radio Trece. También conduce el programa “Solórzano en la red”, transmitido por la Red de Radiodifusoras Educativas y Culturales de México.

" Comentar Imprimir
16 Octubre 2009 03:56:29
Iban tras ellos
Escuchar Nota
Independientemente de la numerosa marcha de ayer, da la impresión de que lo que originalmente se pensaba sobre la liquidación del Luz y Fuerza está cambiando. Cada vez más voces, sin dejar de reconocer la buena cantidad de problemas de la empresa, han pasado a preguntarse por qué se ha señalado de manera tan directa al SME. El sindicato ha sido visto como una parte fundamental del problema, pero lo cierto es que la única manera de entender lo que está pasando es a través de una mirada integral.

Si el sindicato ha terminado por ser una especie de “charrismo de izquierda”, se debe a que muchos años fue parte de las complicidades de un sistema que en muchas de sus instancias sigue vigente. El SME se ha opuesto a las políticas de Los Pinos en tiempos del PRI y ahora del PAN, pero eso no lo exime de ser considerado lo más acabado de la “aristocracia sindical”.

Los gobiernos panistas de Fox y Calderón tuvieron al inicio de sus mandatos la posibilidad de dar un golpe directo a lo que tanto fustigaban: el corporativismo sindical. No lo hicieron, pero cuando sí, fue contra aquellos que asumían posiciones duras contra el gobierno, independientemente de todas las críticas que merecen el sindicato de mineros y el propio SME.

No se tomó la decisión en sábado para evitar problemas mayores, se hizo para dar un golpe prediseñado; si no fuera así pensaríamos de nuevo que Los Pinos improvisa más de lo que imaginábamos. Cuesta trabajo creer que lo único que querían era recuperar y hacer viable una empresa que lleva nueve años bajo ordeña panista. No está en duda que LyFC requería cirugía mayor. La clave no sólo era cómo hacerlo, sino la voluntad política para instrumentarlo. Tuvieron a la mano al SME para meterlo a la discusión y pensar en los más de 42 mil trabajadores a quienes ahora se apura para que acepten, antes del 14 de noviembre, las liquidaciones sacadas de quién sabe dónde. No lo hicieron porque tenían como estrategia un golpe como el que dieron.

Resulta excesiva la campaña mediática que pondera la valentía de Calderón. Quizá la verdadera valentía, por decirlo de alguna manera, era y es cambiar el rumbo de un país congelado en el tiempo, premoderno y cargado de pobreza que urge revertir pero no tronando a un sindicato. No piensan en los dineros del poder económico, el mismo que se hace más poderoso en la medida en que crece la pobreza y el mismo que ni impuestos paga, como bien dice la incómoda Auditoría Superior de la Federación.

¡OUUCHCHCH! En un incidente aún confuso, un inmigrante hondureño habría asesinado a una mujer en Saltillo. Lamentable por donde se vea. Lo grave es que ha servido para una campaña contra los migrantes centroamericanos. En el absurdo, se exige el cierre de las casas que los acogen. Parece que no son suficientes secuestros y la violencia diaria.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22