×
Voces de la Región
Voces de la Región
ver +
Zócalo se preocupa por tener a sus lectores al tanto de la economía y cómo afecta sus finanzas, por lo que este espacio es una ventana dedicada a economistas locales para expresar sus puntos de vista sobre la economía estatal, nacional e internacional. Asimismo opinan sobre sucesos financieros e indicadores de interés general como la inflación, los precios del petróleo y la paridad peso-dólar, entre otros.

" Comentar Imprimir
07 Marzo 2016 04:00:40
IED: ¿a quién creerle?
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


A la luz del informe emitido por el Banco de México (Banxico) en relación con la balanza de pagos durante 2015, resulta pertinente precisar información relevante en la materia.

En lo que concierne a Inversión Extranjera Directa (IED), el banco central reporta un saldo de 20 mil 310 millones de dólares (mdd). Sin embargo, días atrás, la Secretaría de Economía había anunciado con bombo y platillo una cifra del orden de 28 mil 382 mdd.

¿Cómo se explica semejante diferencia? ¿Qué cifras debemos creer, las del banco central, basadas en la balanza de pagos, o las de Economía, que tiene como fuente de información el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras (RNIE)?

En realidad, todas las cifras referentes a IED provienen de la misma fuente, el RNIE, pero lo que sí varía es la forma en cómo ambas instancias conciben y publicitan dicho indicador,

Mientras que la Secretaría de Economía, que tiene entre sus funciones promover la entrada de IED, se enfoca únicamente en los flujos que ingresan al país por este concepto (los 28 mil 382 mdd en 2015), la balanza de pagos que publica el Banxico considera el saldo neto.

De acuerdo con este registro contable, el año pasado ingresaron 28 mil 382 mdd al país por concepto de IED. Sin embargo, también se contabilizó una salida de inversiones por 8 mil 72 mdd. Así, para el Banxico la cifra final de IED resulta de un saldo neto, ajustado por las salidas de capitales.

En realidad, ninguna de las dos instituciones miente. Sólo se trata de entender qué es lo que tratan de divulgar. Tanta razón tiene la dependencia que encabeza Ildefonso Guajardo en afirmar que se atrajo un monto de inversión por 28.3 mil mdd, como la tiene también el Banxico al sostener que en términos contables el flujo de IED fue de 20.3 mil mdd.

Por último, un punto no menos importante a destacar es el comportamiento de la cuenta corriente, que registró un déficit equivalente al 2.8% del PIB. El valor de este indicador es el más alto desde 1998, cuando fue de 3.2 por ciento.

Esto obliga a remitirnos a las razones esgrimidas semanas atrás por Agustín Carstens, gobernador del Banxico, cuando hizo mención explícita de la afectación que viene atravesando la cuenta corriente, al justificar el aumento en las tasas de interés para apuntalar al peso.

Un sencillo pero útil indicador para evaluar qué tanta presión pudiera estar generando un déficit en cuenta corriente sobre el mercado cambiario, es qué tanto representa dicho déficit en relación con la IED.

Se asume que si los recursos que llegan por concepto de IED son superiores o iguales al déficit en cuenta corriente, se considera que este último es tolerable sin afectar al tipo de cambio.

Resulta pues que mientras en 2014 la relación déficit-IED fue de 1.43, ésta se elevó para 2015 a 1.59. En otras palabras, mientras la IED creció 17% en el periodo en mención, el déficit en cuenta corriente lo hizo en 30 por ciento.
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5