×
Isabel Arvide
Isabel Arvide
ver +
Periodista, ha colaborado en los principales medios nacionales desde 1976. Recibió el Premio Nacional de Periodismo en 1984, primera mujer en obtenerlo por opinión. Es conocida por sus comentarios políticos críticos, ha publicado novela, poesía erótica, crónica y entrevistas. Entre sus libros destacan, con más de diez ediciones vendidas, "La Decisión Presidencial" y "Asunto de Familia", ambos analizando la corrupta relación entre Manuel Camacho, Carlos Salinas de Gortari y Luis Donaldo Colosio. En "La Guerra de los Espejos" narra el conflicto armado de Chiapas desde la visión de los cuarteles militares, editorial Océano, noviembre de 1998. Por el mismo sello editorial publicó, en 1999, "La Sucesión Milenaria" analizando el proceso electoral que llevaría a la derrota del PRI. Fue la efímera directora del diario Summa, de la empresa Televisa, hasta el primer día de diciembre de 1994, de donde salió por el encabezado: "Decepcionó el Gabinete". Hasta junio del 2000 escribió una columna política diaria para Ovaciones. A partir de esa fecha colabora en el diario Milenio, así como en el semanario del mismo nombre. Su columna diaria se publica en 15 periódicos de provincia. Visite www.isabelarvide.com

" Comentar Imprimir
07 Marzo 2009 05:00:22
Incongruencia de sueldos
La congruencia es par del sentido común y por tanto, es también lo que está ausente y debe analizarse en el tema de los sueldos de funcionarios federales.

Simplemente no hay planteamiento válido, ni en lo moral ni en lo práctico, cuando la familia de un general asesinado por la guerra contra el crimen organizado en que estamos inmersos no tiene indemnización alguna. Y es el caso, sin ir más lejos, del general Mauro Tello Quiñones.

No obstante los aumentos en las pensiones militares, esta situación de vulnerabilidad y desprotección sigue vigente en todos los grados militares.
Ésa es la vara con que debe medirse cuánto debe ganar un funcionario público.

Y si nos vamos con las tesis de los tecnócratas, no exentas de razones válidas, lo mismo sería lógico con las grandes empresas estatales como son Pemex o la Comisión Federal de Electricidad.

Otro ejemplo, no es mío, pero me lo apropio, sería darle valor a trabajos altamente especializados como son los buzos que deben laborar en el drenaje profundo de la Ciudad de México.

Son muchos los rubros, especialmente el relacionado con funciones de seguridad pública en estos tiempos, que justifican salarios de excepción. Mayores, con mucho, al sueldo del presidente Felipe Calderón.

¿O no tendría que ser así en el caso del jefe de la Policía de Ciudad Juárez, que quiero suponer no es una posición especialmente fácil o ambicionada por ninguno?
Quienes enfrentan, confrontan cotidianamente la muerte por el solo hecho de obedecer órdenes y ser protagonistas de esta guerra, de las muchas batallas en condiciones de inferioridad hasta en armamento con los delincuentes, merecen ganar mucho dinero.

Es más que legítimo que como sociedad les otorguemos, a cambio de su entrega, seguridad.

Y aquí, en el rubro seguridad, el sistema político mexicano está fallando. No se vale que no haya quedado establecido, a estas alturas del sexenio, el mecanismo eficiente y muy transparente para dar protección a las familias de las víctimas del crimen organizado. Sea inocentes ciudadanos que pasaban por la calle en que se dio una batalla campal o policías, militares que fueron muertos en el cumplimiento de su deber.

Tal vez la función del “consejero electoral” fue en su momento esencial, honestamente no me queda en claro qué hacen tan importante ahora ni quiénes son y menos las razones por las que deben ganar tanto dinero.

En cambio los militares han sido olvidados por muchos años y dada la realidad actual, merecen salarios de acuerdo al riesgo y a su entrega.
Eso es lo justo, lo ético, lo que debemos valorar. Por encima de raseros completamente obsoletos, como el salario presidencial que tampoco tendría porqué estar por debajo de lo que gana un futbolista o una actriz de telenovela.

http://www.isabelarvide.com
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5