×
Lulú De Koster.
Lulú De Koster.
ver +
Lulú De Koster es periodista, egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAdeC (1995). Ha sido Premio Estatal de Periodismo, colaboradora en redacciones de periódicos locales, editorialista, productora y conductora en medios de comunicación electrónicos. Actualmente es integrante del Consejo de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción (Coahuila) y los comentarios aquí vertidos son a nombre de la autora.

" Comentar Imprimir
18 Diciembre 2019 04:01:00
‘Indisciplina’ municipal
Escuchar Nota
Uno de los graves problemas en las administraciones municipales en Coahuila es la “indisciplina financiera” que reportan al cierre de cada año en el rubro de servicios personales y beneficios a empleados. Este apartado incluye sueldos y pagos en nómina, y pese a lo que marca la legislación en materia de disciplina fiscal, y aunque las observaciones son señaladas por el órgano de fiscalización del Congreso del Estado de Coahuila, poco se hace para revertir desde el propio Legislativo estos señalamientos, que son ejemplo de malas prácticas en municipios.

En su Informe Anual de Resultados 2018, el auditor del Estado, Armando Plata, dio a conocer en el portal de internet http://www.asecoahuila.gob.mx/ que la mayor parte de los municipios gastó más recursos de los que ingresó vía impuestos y aportaciones federales o estatales, lo que advierte de un serio desequilibro y fallas en la dotación de servicios y la atención de necesidades básicas que debe garantizar la autoridad de primer contacto, como es el Gobierno municipal.

En el informe sobre la actividad municipal, la ASE detectó, por ejemplo, que Arteaga, municipio de la Región Sureste de Coahuila, carece o carecía de un reloj para la verificación de entrada y salida del personal. El control de asistencia del personal de este municipio se hace o hacía, señala la Auditoría, “mediante listas de asistencias, lo cual constituye una actividad de control con un alto riesgo de ser manipulada, debido a que la operación es manual y por tanto más propensa a ser alterada”.

Falta de evidencias, soportes, gastos excedidos en contrataciones y pagos en nómina, además de omisiones que señala el documento que fue entregado el 16 de diciembre a diputados locales, es parte de lo encontrado en la fiscalización de municipios como Monclova, Torreón, Piedras Negras, Parras de la Fuente, Monclova, Ramos Arizpe, y así otra decena de ayuntamientos donde las fallas en el control del gasto están señaladas en el Informe Anual, el cual tiene varios apartados y que vale la pena revisar no solo por parte de quienes están vinculados a esta materia, sino por ciudadanos, colectivos, académicos, universitarios, ciudadanos, empresarios, etcétera.

Si bien se trata de información densa, técnica y albergada en varios centenares de páginas, es importante conocer los resultados de procesos de revisión, porque además la información coloca sobre la agenda fallas graves y posibles hechos de corrupción en municipios, debido a la repetición de las omisiones en el gasto y el desaseo con el que se ejercen las sumas de dinero que llegan a las arcas municipales, o estatales, vía el pago de impuestos.

Recomiendo leer el Resumen Ejecutivo (78 páginas) de este Informe Anual, que propone un tema por demás interesante: ajustes en los mecanismos de selección y designación de cargos municipales, como los de contralor municipal, tesorero y secretario del Ayuntamiento, a fin de que los perfiles sean compatibles y con solvencia técnica para el desarrollo eficiente de las obligaciones de ley, porque es evidente que el problema radica, en buena medida, en este punto.

Y remata el texto: “además, resulta conveniente analizar que sea el Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) el responsable de coordinar el proceso de capacitación y profesionalización de los funcionarios responsables de los caudales públicos de las entidades de Coahuila, con el fin de que expida una certificación obligatoria para quienes sean los administradores de la hacienda pública”. Destacable y digno de un análisis desde el Comité Coordinador del SEA.

Imprimir
COMENTARIOS