0
×
1
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
17 Septiembre 2019 04:09:00
Indolencias
Hay historias que de plano ponen a prueba la paciencia y el hígado de medio mundo, y la del Hospital Materno Infantil es una de ellas.

En 2015, hace ya cuatro años, inició la construcción de lo que se proyectó como una clínica de primer mundo. A finales de noviembre de 2017, el entonces gobernador Rubén Moreira inauguró con bombo y platillo las flamantes instalaciones, aunque en realidad se trataba solo de un cascarón.

Y hoy podemos señalar que se han gastado más de 751 millones de pesos y es hora de que no se pone en operación. No se puede, no sirve.

La empresa poblana Constructora y Desarrolladora de Servicios Unidos, encargada de la obra, ha caído repetidamente en incumplimientos y pese a ello la Secretaría de Infraestructura del Estado dice hoy que no hay certeza de que se proceda en su contra.

Bueno, pues qué ganas de tirar el dinero del erario a la basura, y en el ínter, otorgar beneficios –por decir lo menos, sospechosos– a una empresa que nunca debió involucrarse en un proyecto para el que simplemente no estaba preparada. Y cuatro años después, sigue sin estarlo.

Creo que hay funcionarios del más alto nivel que le deben una explicación a la ciudadanía. No son cacahuates, son más de 751 millones de pesos por un cascarón que no sirve para nada.
Imprimir
COMENTARIOS


9

1 2
  • 3 4
  • 0
6 7
8 9 0 1 2 90 91 92 93 94 95