0 1 2 3
×
4
Mónica Ceballos
Mónica Ceballos
ver +
Mónica Ceballos Angulo (6 de marzo de 1973, Guamúchil, Sinaloa) Licenciada en Ciencias de la Comunicación, con Maestría en Administración y diplomada en Periodismo por el ITESM Campus Monterrey. Se ha desempeñado en las áreas de Relaciones Públicas, Comunicación Organizacional y Periodismo especializado. Su mayor pasión es la defensa y difusión de los valores familiares y femeninos en aras de lograr que cada miembro en la sociedad sea reconocido por su esfuerzo y dedicación.

" Comentar Imprimir
28 Febrero 2011 04:00:43
Infonacot y su abanico de créditos
Escuchar Nota
Cuando inició, mejor conocido como Fonacot, estaba enfocado a prestar dinero para comprar línea blanca –básicamente–, sin embargo, y actualizándose para convertirse en una verdadera opción para solucionar problemas, esta prestación para los trabajadores puede servir para adquirir casi cualquier cosa.

Se trata de un crédito económico que permite acceder a él con pocos requisitos: no especifica el nivel de ingresos, está disponible para quienes ganan un salario mínimo, no cobra comisiones y actualmente no se hace una búsqueda en Buró de Crédito sobre su situación deudora.

Como usted bien sabe, los créditos son herramientas útiles para solucionar imprevistos o para mejorar el nivel de vida siempre y cuando estén bien administrados. Los que proceden de una institución bancaria son los más caros y para algunos pueden convertirse en impagables.

Infonacot ofrece desde el año pasado un crédito que se denomina “para imprevistos” que no limita el uso que puede dársele, esto es, que el destino del dinero que adquiera a través del crédito es libre, ya que los recursos son depositados en la cuenta de nómina del empleado a través de una transferencia interbancaria y puede acceder hasta de 12 meses de su sueldo. Otra de las ventajas que ofrece este producto es que si el trabajador se queda sin empleo se cuentan con dos esquemas para el pago de los adeudos. Uno se llama 70-30 en el que se le puede condonar 30% de la deuda que aún tenga siempre y cuando liquide en una sola exhibición 70% restante. Otra es un esquema denominado 20-20-20, en el que el acreditado paga en una sola exhibición el 20% de su adeudo y el saldo restante lo hace en 20 meses sin intereses con un descuento de 20% por cada pago puntual, sabiendo que, si deja de hacer algún pago, pierde tales beneficios.

Cualquier empleado de una empresa constituida legalmente puede tener acceso a “crédito para imprevistos”, desde el cargo menor hasta el director de la compañía. Sin embargo, recuerde que los montos están en función de lo que usted gana y está poniendo en juego directamente su ingreso mensual y el de su familia.

¡Fíjese bien!

Para acceder al crédito de Infonacot debe ser mayor de 18 años y tener un año o más trabajando en la empresa. Puede pedir hasta 12 meses de su sueldo, pero recibirá la cantidad solicitada menos los intereses que se pagarán por el crédito.

Es posible contar con un “crédito para imprevistos” y uno “tradicional” de Infonacot de forma paralela siempre y cuando no sobrepase 20% del tope permitido.

El trabajador puede decidir con qué capacidad quiere endeudarse: 10, 15 ó 20% de su salario.

También puede elegir los plazos para pagar, que son de 6, 9 y 12 meses y hasta 36 en el caso del crédito tradicional.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22