×
Inés Sáinz
Inés Sáinz
ver +

" Comentar Imprimir
14 Septiembre 2010 03:27:07
Inmersa en un remolino mediático y controvertido en NY
Agradezco la solidaridad. sé que ahora las periodistas serán más respetadas

Nueva York.- Me da especial gusto poder compartir directamente con ustedes lo que ha ocurrido aquí en NY, ya a través de este espacio les había contado que me encontraba en la Gran Manzana con la encomienda especial de entrevistar a Mark Sanchez, cuestión que logré conseguir exitosamente, pero durante el desempeño de la misma me vi envuelta en una controversia de proporciones mayúsculas.

Los hechos han salido a la luz de mil maneras y con ustedes quiero compartir mi experiencia en el tema: Sí, es verdad que viví un momento incómodo en los vestidores de los Jets, ya que desde el momento en el que entré se empezaron a hacer comentarios y aspavientos acerca de mi persona; sin embargo, en mi profesión he aprendido a hacer caso omiso de circunstancias que puedan empañar mi desempeño laboral y frente a ellos mi postura fue seria, pretendí no ver, no escuchar y no darme cuenta de nada. Consideré que era lo mejor que podía hacer mientras esperaba a que Mark Sanchez terminara de entrenar.

Mientras aguardaba con la vista fija en el locker de Mark, otra periodista que atestiguaba los hechos se acercó amablemente conmigo y me manifestó su desacuerdo con lo que estaba ocurriendo. Me dijo: “Lo siento mucho de verdad, es algo que no debería de ocurrir, me siento muy mal por ti”, a lo que le contesté tratando de calmarla un poco, que no se preocupara, que era capaz de manejar una situación así y que prefería pretender que nada estaba ocurriendo.

Sin embargo, ese fue sólo el inicio de lo que hoy puedo calificar como un torbellino de información al respecto. La NFL y el propio dueño de los Jets me han externado su preocupación por lo ocurrido, y en especial, este último me pidió disculpas a nombre de toda la institución.

Lo que quiero externarles es que me sorprende la prontitud y eficacia con la que las autoridades pertinentes han tomado cartas en el asunto, y después de ver cómo han llevado a cabo las investigaciones, he decidido dejarlo todo en sus manos y no ir más allá con este tema. Les entregué copia del material que grabamos y, con base en su análisis y las declaraciones de los testigos, ejercerán su juicio y determinarán si habrá o no consecuencias para alguien.

Por mi parte, siento la responsabilidad de apoyar a la Asociación de Mujeres Periodistas en este punto, ya que en todo momento cuidan la integridad de la mujer en esta profesión.

Creo que después de que esto termine, lo rescatable será el hecho de que en adelante las mujeres serán más respetadas en esta difícil, pero magnífica profesión.

Agradezco la preocupación y las muestras de apoyo, de cariño y de solidaridad que he recibido de todos ustedes y los demás medios de comunicación, y aunque el día de hoy será una locura para poder cumplir con entrevistas en todos los medios imaginables de Estados Unidos, espero volver con todos ustedes a tiempo para celebrar nuestro Bicentenario y dejar atrás este episodio.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5