×
Fausto Fernández Ponte
Fausto Fernández Ponte
ver +
Don fausto fernández ponte es poseedor de un impresionante y sólido currículum: 50 años de periodista profesional. Su opinión y columnas periodísticas son respetadas en ese ámbito, por el prestigio que a pulso se ha ganado, es considerado una autoridad en su campo. Además de corresponsal de guerra, ha entrevistado a jefes de estado y de gobierno de la talla de Lyndon B. Johnson, Richard M. Nixon, Indira Gandhi y William Clinton.

" Comentar Imprimir
21 Enero 2010 04:00:33
Insoslayables realidades
La pobreza deviene del modelo económico

El aserto del celebrado historiador estadounidense Womack, autor del libro “Zapata” –prohibido en México por el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, quien censuró también “La Cultura de la Pobreza”, de Oscar Lewis— antójase verismo insoslayable. Y tráese a cuento dicho verismo por los sucedidos siguientes:

Uno, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que 39 millones 700 mil mexicanos de la otrora clase media han transitado (no por voluntad propia) al umbral de la pobreza, estando a punto de sumarse así a 50 millones de pobres.

Otro, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), grupo de interés y de presión política del gran empresariado, informó que las causas del alzamiento indígena zapatista de 1994 “continúan vigentes”. Sin resolver, pues.

Uno más, el Gobierno contempla diseñar y aplicar un programa de erradicación de la pobreza en México en el contexto de las celebraciones del bicentenario del Grito de Dolores y el centenario de la convocatoria maderista a derrocar a Porfirio Díaz.

Y otro más, el Gobierno informó que más del 50 por ciento de los alimentos básicos (maíz, chiles incluso, etc.) de los mexicanos es importado de Estados Unidos.

Señálese que esas informaciones enuncian con nitidez su propia naturaleza: son efectos que, en su turno, adquieren también el atributo de causas de otros fenómenos. Un mayor número de mexicanos en el umbral de la pobreza tiene secuelas obvias. Y la pobreza es más lacerante, por severísima, en los pueblos indios de México –dueños históricos del territorio que habitan desde hace 30 siglos, pero en los hechos forasteros en su propio lar— y en el mestizaje rural y lumpen proletario.

Esa miseria prevaleciente en los pueblos indios es consecuencia de despojos, saqueos, rapiña y explotación desde 1519 a la fecha, primero por los españoles y, luego, por los novohispanos y, ahora, por los descendientes –criollos— de éstos.

Ante ello, ¿cómo pretende el poder político panista del Estado (es decir, el Gobierno) erradicar la pobreza en el marco del bicentenario y el centenario? Lo que en el fondo lo que realmente pretende es engañarnos. La pobreza deviene del modelo económico.

Modificar dicho modelo implicaría, por añadidura, afectar los intereses de la élite oligárquica –descendiente de los conquistadores- y sus operadores políticos que se benefician del statu quo actual.

A cien años de haberse convocado un levantamiento armado por las mismas razones del Grito un siglo antes, la opresión sobre los mexicanos no sólo continúa imparable y creciente, sino que se ha agudizado monstruosamente.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5