×
Eduardo Castañeda Sarabia
Eduardo Castañeda Sarabia
ver +
Eduardo Castañeda Sarabia es originario de la Ciudad de México(1976) Periodista, devenido maestro, columnista, arreglista y compositor, empresario restaurantero y crítico cinematográfico-musical. Mitad capitalino, mitad regiomontano, escribió seis años para el diario Reforma, ofreció cátedra durante un año, y llenó estómagos por el resto de sus días en El Hijo de la Tostada, el restorán de su propiedad".

" Comentar Imprimir
02 Septiembre 2008 04:00:00
‘Inteligente y desafiante’
Desde "Antes del Anochecer" y "Antes del Amanecer", cintas del que denomino “género del diálogo”, no disfrutaba tanto de una película como con "Conversando con la Otra".

Imagine: en la cinta, los protagonistas aparecen el 99 por ciento del tiempo en pantalla. No hay escenas de acción. No hay tomas en exteriores. No hay confusiones ni escenas oníricas. Todo se limita a diálogos, conversaciones, expresiones corporales.

¿Aburrido, le parece aburrido? Para nada. No tiene usted una idea.

"Conversando con la Otra", que puede catalogarse como una comedia inteligente, una chic flick con cerebro, o un filme vanguardista, se escapa mucho de la comedia romántica donde el hombre consigue a la chica tras algunos reveses o vueltas del
destino.

Hans Canosa, novato en el celuloide, consigue atrapar el alma de dos personajes que ni nombre tienen: son ella y él en todo el filme.

Con un guión bastante pensado de Gabrielle Zevin, y música realmente suculenta en voz de la también suculenta Carla Bruni, la película es retadora, sí, pero el resultado es tan grato como reconfortante.

Lo de desafiante del título lo detallo a continuación: desde el inicio de la cinta, se presenta todo en un split screen, esto es, con la pantalla dividida en dos, con el panel derecho presentando el sentir y el punto de vista del hombre, y en el izquierdo el de la mujer.

Que si marea, que si es confuso, eso le corresponde decidirlo a usted. Pero si Mike Figgis pudo dividir en cuatro cuadrantes la pantalla en "Time Code" (2000), que sean dos paneles a usted no debería causarle problema. De hecho, estudios de psicología revelan que ocho imágenes no deberían atormentar una mente
promedio.

Volviendo al filme, una comedia romántica inteligente del siglo 21, evoca un enamoramiento y triángulos amorosos reales, con consecuencias, y bien logrado, como lo hiciera con maestría Mike Nichols con su “Closer: Llevados por el Deseo" (2004).

No tema a los momentos de confusión que le pudiera causar este filme, que si bien lo reta y afronta que usted sopese y analice situaciones y paradigmas previos, gozará con sus diálogos y sentido del humor inteligente. De verdad, le aseguro que se divertirá, y al final, saldrá del cine con una conversación profunda.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5