×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
31 Julio 2019 04:00:00
Invisible ante la sociedad
Existen muchas campañas no solo de prevención, sino de concientización por parte de las autoridades tanto locales, estatales y federales, aunque este último bajó la guardia desde que inició el gobierno de AMLO.

Y aunque sus publicaciones en los diferentes medios impresos y electrónicos cubren una gran variedad de temas que se encuentran dentro de una agenda pública por considerarse ya como un problema social; simplemente muchos mexicanos no más no le entran la concientización.

Uno de esos problemas sociales es sin duda el embarazo en las jóvenes entre los 13 y 17 años de edad con una tendencia al alza en el país y en Coahuila por encima del 35 por ciento de manera globalizado ya que dependiendo de la cabecera municipal es como se distribuye, es decir, en algunos los indicadores se mantienen con un bajo crecimiento y en otros un poquito más, solo por mencionar algunos de ellos la ciudad de Torreón, y Piedras Negras tienen los índices más altos.

Los reportes de aquellos municipios de Coahuila de Zaragoza quienes cuentan con un Hospital General, así como aquellos en done existe un Instituto Mexicano del Seguros Social e Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado; tienen registros de un incremento de partos tanto de menores de edad, así como de adolescentes entre las edades de 12, 13 y hasta los 16 años de edad siendo más frecuente en el último mencionado.

Las cifras son alarmantes para muchos políticos interesados en el tema, aunque también los hay que prefieren seguir pasando como los invisibles como lo es el alcalde de Torreón, Jorge Zermeño y su diputado Marcelo, porque la gente no más no los ve que les interese problemas reales, así como la ausencia de ambos porque no está entre la gente atendiendo personalmente sus problemas sino todo detrás de un escritorio.

Pero por fortuna existen otros políticos que sí les interesa el tema siendo los indicadores de instituciones de salud pública el mejor reflejo de ello, sin embargo, aun con ello autoridades de Coahuila les interesa el tema debido a que el porcentaje se mantiene un poco elevado al promedio nacional.

No es sólo el hecho de que se presenten embarazos entre mujeres jóvenes lo que preocupa a las autoridades, sino también la incidencia de abortos espontáneos y cesáreas que ponen en peligro la vida de estas mujeres de acuerdo a la óptica médica porque entre más corta sea la edad el riesgo se incrementa.

Ahora bien, si la vida se logra en ambas situaciones, es decir, tanto el de la madre, así como el de su hijo o hija, lo segundo que sucederá es el bloqueo de las aspiraciones de esas jóvenes, tanto educativas como laborales impidiendo que este grupo de madres, que cada día se hace mayor, cuenten con la preparación necesaria para sacar adelante a sus hijos.

Es un hecho que la mayor parte de los casos se convierten en madres solteras o con el pasar del tiempo son abandonadas por el padre del bebé, quedando ellas en una situación de incertidumbre en tener un ingreso seguro. Aunado a ello, las condiciones óptimas de vida que les pueden brindar a sus descendientes son escasas y, generalmente, los hijos tienen problemas en su desarrollo físico y emocional, porque las madres no tienen preparación para alimentarlos sanamente y con obvias razones pues la mayoría de los casos durante la gestación de éstas niñas y adolescentes que ni siquiera cumplen la mayoría de edad se alimentan de comida chatarra o sopas instantáneas calentadas en microondas en una tienda de conveniencia.

Ante el problema de fecundidad temprana, instancias oficiales y privadas han hecho diversos programas enfocados a prevenir que los jóvenes inicien su vida sexual a temprana edad y así evitar que "niños se conviertan en padres de niños".

El aumento en la incidencia de adolescentes embarazadas no es sólo un problema de salud, sino también un problema social, ya que tiene que ver con la inexistencia de una educación sexual entre la mayor parte de la población, y la proliferación de erotismo en los medios de comunicación, pero sobre todo en las redes sociales.

Casi el 30 por ciento de la población mexicana es adolescente, porcentaje similar al de Coahuila, y del total de partos que se han atendido en lo que va del año en el sector salud y por encima del 27 por ciento lo abarcan las mujeres en edad aún adolescentes sin cumplir la mayoría de edad. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65