×
Inés Sáinz
Inés Sáinz
ver +

" Comentar Imprimir
04 Septiembre 2010 03:00:46
Jonathan dos Santos remando en su favor
La decisión del volante del Barcelona de no acudir al llamado de la Selección Mexicana tiene dos aristas que aquí comparto.

Siempre que se da un hecho como el ocurrido con Jonathan dos Santos, ante su negativa de acudir al llamado de la Selección, las reacciones no se hacen esperar y podemos encontrar opiniones tan diversas como el agua y el aceite.

¿Quién puede tener la verdad absoluta en este hecho? Pues resulta muy complicado, ya que hay que analizar las dos caras de las moneda:

1.— Jonathan dos Santos es un jugador que se ha formado en Europa y que a su corta edad ya está dentro del gusto del DT del Barcelona (Pep Guardiola), sabe que poco a poco le irán generando oportunidades y del saber aprovecharlas depende en gran medida su futuro. Su decisión no fue precipitada ni sin pensar, conociendo el pensamiento de Guardiola me atrevo a concluir que proviene de una recomendación especial que él mismo le ha hecho. Ante lo que el jugador se ha encontrado involuntariamente entre la espada y la pared. El resto es historia y su decisión ya es bien conocida.

2- El llamado a la Selección Nacional debe representar ante cualquier jugador motivo de orgullo y a su vez de responsabilidad de cumplir con tu país, no puede haber esfuerzo pequeño ante la posibilidad de formar parte de ésta y rechazar un llamado es algo que jamás estará bien visto.

Lo que ha salido a la luz recientemente nos corrobora el primer punto ya que se habla de que Jonathan dos Santos podría esta disputando la próxima semana con el Barcelona B un duelo nada más y nada menos que contra la selección brasileña (misma que no llegó a ningún acuerdo para jugar un amistoso en esta fecha FIFA y se ha concentrado en las instalaciones del Barcelona para iniciar un nuevo proceso ahora bajo el mando de Mano Menezes). Esta sería una oportunidad única de lucirse y mostrar su talento.

Mientras tanto, el segundo punto debe de estar dándole dolores de cabeza a Jonathan, las declaraciones del cuerpo técnico no ayudan en nada, a mi parecer el discurso que debió de haberse manejado es con una temática distinta. Se ha satanizado su decisión, pero se han olvidado del entorno que a mi parecer es lo que más se debería de analizar: entendamos que son partidos amistosos que se jugarán sin saber quién será el nuevo técnico del Tricolor (lo que descarta la posibilidad de mostrarse para un futuro) que es contra dos equipos que no tienen un renombre internacional (no hay orgullo en juego ni rivalidad inminente de por medio, ni tampoco una exigencia en cuanto al nivel que veremos) y que finalmente al estilo de la Selección Nacional esto no le sirve de nada (excepto por el negocio) porque seguimos sin esquema. Ya antes en el 2007, con Cuauhtémoc Blanco, ocurrió algo parecido y tampoco paso a mayores.

En conclusión: no justifico su falta, pero lo entiendo; por un lado se está jugando oportunidades de oro para su futuro inmediato y en esta ocasión por el otro lado no hay nada en juego. Aunque podrían pensar lo mismo todos los demás seleccionados y no acudir, cuestión que por sensatez no es el caso. Cada quien toma sus decisiones y cada quien asume con responsabilidad las consecuencias de las mismas, me imagino que Jonathan lo habrá tomado en cuenta.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5