0 1 2 3
×
4
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
27 Noviembre 2019 03:00:00
Juancho el travieso
Escuchar Nota
Por: Fausto Morantes Jr.

Cierto día un reportero de la sección de policiaca de un diario acudió a los separos de la policía, ya que había una persona detenida por robo y adicciones, aunque hay muchos de estos personajes, en este tipo de lugares, este era una caso singular, ya que traía en jaque a las autoridades, y su astucia le permitía robar con violencia casas, autos, comercios, peatones, es más ni las iglesias perdonaba, así estuvo “chambeando” más de un año, pero por un descuido, los gendarmes le echaron el guante y al fin lo encerraron, provocando un revuelo en la ciudad, ya que habían atrapado al ladrón de la ciudad, atraparon a “Juancho el Travieso”, cuando el reportero se presenta a la barandilla, encuentra a una mujer de edad avanzada, llorando desconsoladamente, se acerca y le da un pañuelo para que seque sus lágrimas de sus mejillas, la señora voltea a ver, al amable reportero y le comenta:

- ¡Encarcelaron a mi hijo!… ¡Pobre de mi hijo!… Pobre de mí Juanchito.

- Señora, ¿Su hijo es Juancho el travieso?

- No le diga así, mí Juanchito, no es travieso, lo atraparon de manera injusta.

- Pero señora, su hijo robo a mucha gente.

- Si robo… No fue por su culpa, el de niño no era así, fue por culpa del Gobierno que no le dio oportunidades, y además la gente es muy descuidada con sus cosas, también esas personas provocaban a mí pobre hijo a robar, dejándole todas sus pertenencias a la mano.

- Oiga pero se metía hasta en los centros comerciales para robar, es más… Hurtaba la comida.

- Ya ve… Pobrecito… Tenía hambre, y nadie hacía nada por él, pobre de mí chamaco, lo que tuvo que hacer por un taco.

- Oiga Doña, las cosas no son así, sabe que su hijo se drogaba con mariguana..

- Claro que lo sé, pero quien no se droga en estos días, el solo lo hace cuando se estresa, y como todo mundo lo estresa, pues por eso no deja de drogarse.

- Doña… yo me estreso y no he probado ninguna droga…

- Usted… Usted… Porque es joto… No se droga, pero mi hijo es un hombrecito y de alguna manera tiene que pasar sus penas.

- Sí sabía que su hijo utilizaba navajas y pistolas para robar.

- Mire… él se tiene que defender es este mundo tan inhumano y violento, que quiere que ande por ahí sin una pistola o navaja para que me lo maten… además él es muy bueno para eso de las balas.

- Disculpe Señora… con todo respeto creo que usted tiene algo de culpa que su hijo esté en la cárcel.

- ¿Quéééééé?… ¿Yoooo?…. ¡Es usted un!… ¡Estúpido!… Reporterito miserable…. ¡Culparme a mí!…. ¿Quiere que me encierren en la cárcel?…. ¡Policía!… ¡Policía!… Enciérrenme con mi hijo… Porque ¡YO SOY CULPABLE!… ¡Poooliccíaaa!…

- ¡Señora!… ¡Señora!… Perdóneme no era mi intención ofenderla…. Solo era un comentario… Discúlpeme… Por favor….

- Un comentario… Me estaba juzgando… Yo sé lo que tengo, él no es un ladrón, simplemente toma las cosas prestadas por necesidad y no es adicto a las drogas, solo fuma para relajarse.

- Oiga y que edad tiene su hijo…

- Mi hijo Juanchito tiene 32 años. Es muy joven para estar en la cárcel. Porque la cárcel está llena de gente inocente como mi hijo.

- Bueno señora, quería entrevistar a su hijo, pero creo que entreviste a la persona correcta. Que tenga buen día.

Los padres, formamos parte importante de la educación de los hijos, somos la primera escuela, somos los responsables de formar buenos ciudadanos, somos el presente para forjarles su futuro. Nos vemos la otra semana.



Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22