×
Macario Schettino
Macario Schettino
ver +
Doctor en Administración, candidato a doctor en Historia. Es profesor en la división de Humanidades y Ciencias Sociales del Tecnológico de Monterrey. Ha publicado 15 libros, el más reciente: "Cien años de Confusión. México en el siglo XX", con Taurus. Su columna consiste en análisis sencillos de fenómenos económicos y financieros.

" Comentar Imprimir
18 Febrero 2010 04:30:15
Juárez, la economía también cuenta
Macario Schettino
Economía Informal


La espantosa matanza de jóvenes en Ciudad Juárez parece haberse convertido en un punto de inflexión, al menos en lo que corresponde a la estrategia que se aplica en esa ciudad en la lucha contra el crimen organizado

Puede ser una buena idea, pero hay que trabajarla, porque muchas personas creen que basta con hablar de tejido social o cohesión social para que estas cosas aparezcan de la nada.

Permítame aportar unos datos que creo que son importantes para entender una dimensión de lo que ocurre en Juárez. No dicen todo, pero algo dicen. Me refiero a la información de empleo en la industria maquiladora. Tal vez usted recuerde que al cierre del sexenio de Vicente Fox se decretó la desaparición de esa industria, que fue sustituida por una cosa llamada industria maquiladora y manufacturera de exportación (IMMEX). Entre otros problemas que produjo este decreto, nos desapareció la información de la maquila, que desde entonces ya no pudo ser producida por INEGI, al no existir ya un grupo de empresas claramente identificado. Afortunadamente, ahora el INEGI vuelve a publicar la información, aunque ahora corresponda a ese nuevo conjunto IMMEX, que no es exactamente lo mismo que antes, pero de algo nos sirve. Esta nueva serie inicia en julio de 2007, así que tenemos perdidos seis meses, y tenemos un problema de incompatibilidad. Pero hagamos caso omiso de esos dos detalles por el momento.

En Ciudad Juárez, el empleo de la industria maquiladora en 1990 era de 122 mil personas, y creció a un ritmo de poco más de 7% anual desde entonces hasta 2000, cuando la recesión estadounidense (la burbuja dot com, si se acuerda de ella) detuvo ese crecimiento. A partir de 2001, para complicar más las cosas, hubo una migración de maquila hacia China, porque les empezó a salir más barato producir desde allá. En el punto máximo, en octubre de 2000, había 264 mil puestos de trabajo en la industria maquiladora de Ciudad Juárez. La migración de las maquilas llevó a una caída que tocó fondo en julio de 2003, con poco menos de 190 mil empleos. De entonces en adelante hay nuevamente crecimiento que alcanza su máximo en octubre de 2006, con 242 mil empleos. Los meses de octubre son siempre los máximos de la maquila, por el calendario de producción anual.

De ahí se nos rompe la serie, y cuando la recuperamos, en la segunda mitad de 2007, existen 214 mil empleos en la IMMEX de Ciudad Juárez. Y entonces llegó la crisis, la gran recesión de 2009, que en realidad inicia desde el año anterior. El punto mínimo vuelve a ocurrir en el mes de julio de 2009, con 155 mil empleos.

Veamos lo que ha ocurrido. Del máximo de empleo en octubre de 2000 a julio pasado, la pérdida de empleos es de más de cien mil, que es cosa de 40% del empleo que había en la primera fecha. Y note que no hablamos de la crisis actual, sino de una secuencia de dos recesiones: la de 2001 y la de 2009, lo que significa que en Ciudad Juárez tuvimos entre 50 y 100 mil personas desocupadas. No personas cualesquiera, sino personas que habían tenido un empleo en la maquila, y que después ya no lo tuvieron. Y que no debieron esperar dos o tres meses para recuperarlo, sino que una década después no lo habían vuelto a tener.

En 2000, según el censo de INEGI, había un millón 218 mil 817 personas en Ciudad Juárez, y más de 740 mil tenían algún tipo de seguridad social, 60% de cobertura, muy significativo si recordamos que la cobertura nacional en ese año era de 40%. Para el conteo de 2005, la población había crecido en 100 mil habitantes, más o menos lo mismo que la cobertura, que en ese alcanzó 62%, pero frente a 47% a nivel nacional. Sin embargo, aunque el censo registra estas 800 mil personas trabajando, un incremento de 100 mil en cinco años, en ese mismo lapso la maquiladora había perdido 50 mil empleos.

Debe haber muchas razones detrás del crecimiento de la violencia en Juárez. Tal vez entre ellos esté, como piensan muchos allá, la intervención del Ejército. Pero es más probable que haya factores socioeconómicos que están funcionando como caldo de cultivo para el crecimiento del crimen organizado, que es la causa última de la violencia, no la presencia del Ejército. Éste puede no estar siendo eficiente, o incluso pueden hacer las cosas muy mal, pero la violencia proviene de la delincuencia, no hay que olvidarlo.

El caldo de cultivo de esa violencia debe estar aprovechando esas 100 mil personas que estuvieron en la maquila y fueron expulsadas por la crisis económica de 2001, y hasta la crisis de 2009 no habían podido reintegrarse. Reitero, deben existir muchos elementos que ayuden a entender el fenómeno de la violencia, pero me parece que el empleo en la industria maquiladora debe ser uno de los más importantes. Y es un fenómeno que lleva 10 años, no algo que ocurrió antier.

Ahora, para que esas 100 mil personas vuelvan a trabajar, es necesario que la violencia no impida la inversión. Si queremos una nota positiva, de julio a noviembre el empleo en las IMMEX de Juárez había crecido en 15 mil plazas, que no son pocas. Yo creo que en la estrategia que se quiera plantear para reconstruir el tejido social en Juárez, el impulso a las maquiladoras debe ocupar un lugar preferencial.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5