×
Rafael Loret de Mola
Rafael Loret de Mola
ver +
Rafael Loret de Mola Vadillo (Tampico, Tamaulipas; 25 de octubre de 1952). Periodista y escritor mexicano, conocido por ser uno de los más serios críticos del sistema político mexicano. Sus libros, muchos de los cuales han sido best-sellers, contienen información confidencial sobre numerosos actores políticos de México. Jamás ha sido desmentido públicamente.

" Comentar Imprimir
22 Enero 2019 04:00:00
Juego de leyes
Por encima de la ley solo la justicia; así corrijo el slogan lópezobradorista que impone el nada sobre los ordenamientos. Cuanto una norma es injusta o sirve para agredir, reprimir o solapar a los cómplices del establishment no puede argüirse que su respeto es esencial para el Estado ni, mucho menos, que debe respetarse aunque con ello nos precipitemos a un suicidio colectivo. En todo y tiempo y lugar se dan las equivocaciones humanas, de los constituyentes también, pero la justicia debe prevalecer sobre ellas.

En el caso del huichacoleo, que debe terminar para que el presidente se ocupe de otros asuntos como es su deseo, la ley sostenía el absurdo de considerarlo un delito menor, no grave, por el que ni siquiera los responsables pisarían la prisión tan rebosante de ladrones por hambre y de asesinos que defendían a los suyos lo mismo que de reos políticos a quienes el actual régimen todavía no excarcela como aseguró lo haría. Tendría que hacerse un trueque para poner a cada quien en su lugar comenzando con el trío de multimillonarios de la inhumana minería: Slim, Larrea Mota-Velasco y Baillères.

El combate a los ladrones en serie –debemos calificarlos de alguna manera-, capaces de robar un bien tan preciado de la nación en las narices de varios ex presidentes, sobre todo el miserable Enrique Peña Nieto, acaparando combustible ara un “negocio” que producía, nada menos, 65 mil millones de pesos, debe inscribirse como una de las acciones más serias contra la corrupción jamás iniciadas; y aplaudo por ello.

Pero, por desgracia, la estrategia se dio al revés; esto es, los asesores presidenciales –entre quienes se encuentra Alfonso Romo Garza, un especulador multimillonario de altos vuelos-, animaron a López Obrador a lanzarse a la cruzada contra los huachicoleros sin armas legales para reducirlos y enviarlos a prisión; la ley vigente aún exonera, de hecho, a los mal nacidos saqueadores de combustible sin que se explique por qué salvo si consideramos las tremendas sociedades soterradas de los expresidentes, desde Salinas hasta Peña pasando por Zedillo, Fox y Calderón, con los perversos saboteadores.

Y es, entonces, cuando se ilumina un poco el camino del derecho. Si el huachicoleo no es delito grave sí lo es el daño contra la nación por la vía del terrorismo, sí, al atacarse directamente los bienes nacionales y tomando como cautivos a los mexicanos. Un golpe más severo, incluso en vidas humanas no registradas, que los golpes contra las torres gemelas de Nueva York o los bombazos en Madrid, París y Londres.

Terrorismo es y ha sido por sus condiciones de clandestinidad y el daño superlativo causado para beneficio de una apretada mafia de farsantes sin raza, descastados y profundamente antimexicanos. ¡Y estos son quienes nos han gobernado desde los lejanos años de los sesenta del siglo pasado! ¡Más de cincuenta años de ignominia! Casi toda mi vida.

Por ello me aferro a la cuarta transformación y no quiero que se desvíe como, por desgracia, está sucediendo. Esta es la razón de mi postura sin ánimo de reventar a una administración que apenas comienza y no ha traicionado, hasta hoy, a la nación... como los otros sumidos en el basurero de la historia.

E-Mail: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)6
Imprimir
COMENTARIOS


7

  • 9 0
  • 8
2
4 5
6 7 8 9 0 70 71 72 73 74 75