×
Aida Sifuentes
Aida Sifuentes
ver +
Es originaria de Sabinas, Coahuila. Egresó de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Coahuila y actualmente estudia ingeniería civil en la misma universidad. Colaboró en el Centro Cultural Vito Alessio Robles como correctora de estilo, y se ha desempeñado como periodista cultural. Es ajedrecista profesional y lectora por vocación.

" Comentar Imprimir
07 Abril 2019 03:53:00
¿Jugar o no el abierto mexicano de ajedrez?
Cada año, en Semana Santa, se celebra el Abierto Mexicano de Ajedrez, la máxima fiesta del juego ciencia. En la edición LXV de este evento, la sede será Aguascalientes del 16 al 21 de abril, con una bolsa de más de un millón 400 mil pesos a repartir entre los ganadores de las 12 categorías posibles.

Jugadores de todo el país se dan cita durante una semana para medir sus habilidades en las diferentes categorías, además de recibir en la primera fuerza, o categoría internacional, a Grandes Maestros de distintas partes del mundo: España, Cuba, Estados Unidos, entre otros.

Coahuila tiene a su representante, Yazmani García Hernández, de la villa de Cloete, quien el año pasado se impuso como ganador de 2° Fuerza. Como reconocimiento a su trabajo, este año tiene derecho al hospedaje en hotel sede y la alimentación.

El mayor de los éxitos para él y para el resto de coahuilenses que se aventuren a participar.

La ventaja de que sea un torneo abierto es que cualquiera puede entrar. La desventaja es que México es un país que se caracteriza por la corrupción y los malos manejos del dinero público.

El nacional es un evento que ya se ha visto envuelto en toda clase de malos manejos y cuotas excesivas.

Para participar es necesario contar con la credencial de afiliación a la Federación Nacional de Ajedrez. Pero este trámite solo podía realizarse durante el primer trimestre del 2019 (en esta columna les advertimos de eso).

Si no se hizo a tiempo, para jugar el abierto es necesario adquirir una credencial de participación con valor de $400 pesos, que únicamente es válida para este torneo.

En redes sociales como Facebook o Twitter, varios ajedrecistas han manifestado su inconformidad con los términos de la competencia, pues en años anteriores ha habido casos de trampas o incumplimiento con los pagos de la premiación.

Algunos piden un sabotaje masivo para no asistir al torneo y así obligar a los organizadores a replantear los términos de un evento tan importante en el país.

¿La manifestación pacífica podrá funcionar o deberemos resignarnos a seguir como hasta ahora? ¿Será posible que un evento que recibe a más de 500 atletas pueda reestructurarse? ¿Las condiciones de competencias y premiaciones podrán mejorar? Tal vez debamos esperar a Semana Santa para ver cómo resulta todo y, si acaso, para 2020 tengamos un mejor panorama ajedrecístico.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65