×
Peniley Ramírez
Peniley Ramírez
ver +
Con 32 años y experta en temas de seguridad, corrupción, derechos humanos y migración, Peniley Ramírez ha sido colaboradora de varios medios, tanto impresos como digitales. Además de su espacio en esta casa editorial, la periodista expresa sus opiniones a través de su cuenta de Twitter @penileyramirez, en donde suele tener interacción con sus lectores”

" Comentar Imprimir
25 Octubre 2019 04:04:00
La aspirante a comisionada de víctimas que ya despacha allí
Escuchar Nota
Habían pasado unos días desde que el titular de la Comisión Ejecutiva de Atención Víctimas (CEAV), Jaime Rochín, renunciara a su puesto. Era junio de 2019. Varios colaboradores renunciaron después. Luego lo hicieron los directores generales de asuntos jurídicos, administración y finanzas.

La Comisión, acéfala, siguió operando como pudo en la atención a sus más de 15 mil casos. Se inició entonces el proceso para que el Senado elija un nuevo comisionado, a partir de una terna propuesta por Gobernación.

En medio del caos, Gobernación comisionó a María de los Ángeles Haces a trabajar desde la CEAV, para elaborar un “diagnóstico” de la institución. Haces se instaló en una oficina del piso 10, donde despachaba el comisionado. Comenzó a hablar con el personal y las víctimas. Al mismo tiempo, ella presentaba una propuesta de trabajo con la cual contendía como aspirante a encabezar la CEAV, es decir, la misma oficina donde ya despacha.

Había, en el proceso de selección, otros 25 contendientes, que enviaron sus documentos a la misma oficina donde Haces es empleada: la Dirección General de Estrategias para la Atención a los Derechos Humanos de Gobernación. Todos fueron catalogados con números de apoyos recibidos de universidades, organizaciones no gubernamentales, colectivos de víctimas y expertos.

Hubo tres que tuvieron 105, 78 y 60 apoyos. Pero en Gobernación eligieron una terna, en la que no incluyeron a estos, sino a tres aspirantes que tenían 1, 12 y 35 apoyos. La última correspondía, ya usted habrá adivinado, a Haces. Ahora el Senado deberá decidir a quién nombra.

“Esa misma oficina manda a su candidata, conociendo la información que mandaron todos los candidatos y la colocan allí en CEAV desde meses antes de terminar el proceso”, dijo Valentina Peralta, de la Red Eslabones por los Derechos Humanos.

Para Haces esto no es un problema ético, ni un conflicto, dijo en entrevista telefónica. Afirmó que trabaja desde hace años en derechos humanos, no sabe por qué la eligieron sobre candidatos con más apoyos y no cree que tenga que ver con su trabajo en Gobernación.

“Me mandaron (a CEAV) para recabar información y estar al pendiente del proceso de transición”, dijo desde la extensión del comisionado, a donde llamé para confirmar que despacha allí. Pregunté si el proceso del que está pendiente es el mismo en el que ella es candidata. Respondió que sí, y que “no me parece raro”.

A quienes sí les parece raro es a las víctimas. Obtuve para esta columna dos cartas que enviaron más de 350 colectivos de víctimas y familiares al Senado, entre el 30 de septiembre y el 18 de octubre, quejándose por la forma como se ha elegido la terna de donde saldrá la nueva comisionada.

La primera está firmada por Valentina Peralta, en representación de más de 200 colectivos, víctimas y especialistas. Piden a los senadores que rehagan la composición de la terna, “para que no quede la sombra de la ilegitimidad de un proceso irregular, influenciado por el poder gubernamental”.

“No estamos en contra de una persona, sino de un proceso de simulación. ¿Por qué nos hacen atender a una convocatoria pública si van a poner a quien ellos tenían predeterminada? Hicieron una maniobra bastante burda, creían que no nos íbamos a enterar. Es un proceso viciado”, dijo Peralta para esta columna.

“El proceso de selección dejó grandes dudas sobre la idoneidad de los perfiles”, escribieron en la segunda carta, firmada el 7 de octubre. Carlos Castro, firmante de esta, dijo a esta columna que Haces “no tiene el respaldo de las víctimas”.

Los colectivos no han recibido respuestas a sus cartas. Mientras tanto, el proceso avanza en el Senado, mientras una de las aspirantes ya despacha en el sitio que pretende dirigir.
Imprimir
COMENTARIOS