×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
01 Marzo 2020 04:08:00
La bulimia es una enfermedad que te consume
Escuchar Nota
AMIGOS QUERIDOS: Después de dos domingos ausente, sigo con la continuación sobre la bulimia, y tengan una noción de esta lamentable enfermedad que tanto ataca a nuestras jóvenes, y si tenemos a alguien cercano, poder canalizarla para que se trate terapéuticamente.

Comer…, desde dónde esconderse a hacerlo, dónde vomitar, qué contar si alguien te ve, cómo conseguir el dinero para los laxantes, cómo hacerle para que el doctor te suelte más anfetaminas, tratar de recordar cuántas te tomaste o evitar la idea de si fueron mezcladas con diuréticos, llega a convertirse en la única ocupación mental, hasta que se pierde por completo el contacto con la realidad.

El impacto en el desempeño académico y laboral

La bulimia acaba haciendo de estudiantes de 10, unos mediocres e incluso desertores (esta copia textual del autor a mí no me hace feliz, la verdad amigos queridos, yo diría más bien que, están enfermos y necesitan ayuda urgente, y cualquier persona que se encuentra enferma, es obvio que bajará su rendimiento en casi todas las áreas). Se le dificulta pensar, fisiológicamente ya estás mal. La tensión que provoca sentirse incapaz de presentar un examen, hace que la persona caiga todavía más profundamente en la enfermedad, ya que esto le confirma que ni era tan audaz como pensaba ni tan inteligente como soñaba.

Entendiendo el proceso de raciocinio de una persona que padece Bulimia, es errático por naturaleza. Mentalmente, la persona va brincando del buen al mal humor todo el día prácticamente. Dado que los cambios en los niveles de serotonina sufren fluctuaciones acentuadas, y que luego las sobredosis de los azúcares consumidos la disparan, sería casi imposible que la persona que padece bulimia te pudiera contestar “cómo” se siente en realidad. Esa es en sí la esencia del problema. La presencia de todos los sentimientos acumulados y reprimidos explotando cada vez más fuera de control. Cuando se abren los ojos a lo que se ha llegado es que se corre el mayor peligro de suicidio. Es tanta la angustia que pega de golpe, que la idea de brincar por un balcón o tomar una arma son las “soluciones” que vibran justo acordes. Dado que la persona que padece esta enfermedad es por naturaleza en extremo impulsiva, “aventarse a cometer el suicidio” se ve a ratos como un acto de gallardía (dice el autor del libro).

Dado que el síntoma “atracón/purga” es en sí oscilación de estados de ánimo llevados a los extremos, la conducta vibra justo en esa misma resonancia, yendo mentalmente de un extremo a otro sin necesariamente tener que pasar por todos los estados anímicos intermedios existentes entre un punto y otro. Por eso algunos pacientes con bulimia han sido erróneamente diagnosticados como de personalidad BODER LINE: (trastorno mental caracterizado por estados de ánimo, comportamiento y relaciones inestables, no se conoce con exactitud la causa del trastorno límite de personalidad. Los síntomas incluyen inestabilidad emocional, sentimientos de inutilidad, inseguridad, impulsividad y dificultades en relaciones sociales (no todos). Lo retomaré en otra columna este padecimiento.

La infancia de casi todos los que padecen un desorden alimenticio está llena de tristes historias, gestalts abiertas, sueños truncados y anhelos insatisfechos. Dado que fases cruciales para la primera fase de consolidación síquica de la persona fueron frustradas, ella queda atorada en un loop que reproduce en su vida presente todos los traumas de la niñez que quedaron pendientes y que sólo la llevan a echarse sal en la misma herida de siempre. LA PERSONA EN REALIDAD NO TIENE UN PRESENTE, SINO UN PASADO CONSTANTE. A quienes les interese más sobre el tema, el nombre del libro es Ayudando a Personas con Anorexia y Bulimia y Comer Compulsivo. Andrea Weitzner. Es importantísimo que la persona con este padecimiento de bulimia solicite ayuda terapéutica.

Un abrazo de luz y amor. Su amiga Verónica. Hasta la próxima. Diosito por delante.
Imprimir
COMENTARIOS