×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
21 Marzo 2019 04:00:00
La desconfianza creciente del magisterio en Esteban Moctezuma… y en López Obrador
Una contienda intempestiva en los intestinos “del nuevo régimen” se escenificó ayer en los territorios del Congreso de la Unión, cuando la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) sitió primero el palacio legislativo de San Lázaro y después también el Senado de la República, en lo que ha sido una persecución de los diputados que pretendían –al parecer soterradamente- dictaminar la reforma constitucional en materia educativa con el sello todavía de Enrique Peña Nieto.

¿Qué está pasando con la reforma educativa que prometió Andrés Manuel López Obrador? ¿Realmente el Presidente de la República y sus partidos cumplirán lo que prometieron al magisterio, de echar para atrás la reforma educativa punitiva que impuso en 2013 el peñismo?

Desde las siete de la mañana, grupos de profesores de Chiapas, Michoacán y Oaxaca afiliados a la CNTE comenzaron a ocupar las aceras y calles aledañas del palacio legislativo de San Lázaro.

Este día, miércoles 20, las Comisiones Unidas de la Comisión de Puntos Constitucionales y de Educación de la Cámara de Diputados tenían programado aprobar el dictamen de reformas constitucionales en materia educativa. Un dictamen cuyo predictamen se había caracterizado por la penumbra. Su contenido lo habían tenido bajo un hermetismo que lindaba en la sospecha.

El magisterio alimentaba su resquemor no solo con el silencio que envuelve el predictamen, sino también en la desconfianza que le tienen al secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, de quien no entienden todavía cómo es que es el titular de la SEP en un gobierno que dice preciarse de democrático.

Moctezuma Barragán, un antiguo empleado de confianza de la televisora TV Azteca y ex secretario de Gobernación con Ernesto Zedillo, ha dado muestras fehacientes –según el magisterio levantado- de irascibilidad contra la CNTE.

Toda la tarde de ayer, la televisora TV Azteca se dedicó a acometer perrunamente, y con la mala leche que le caracteriza, a los maestros de la Coordinadora.

Desde que se presentaron par el bloqueo de San Lázaro, los maestros de la Coordinadora exigieron a la Comisión que pretende dictaminar la reforma aquella que el tema laboral lo quiten definitivamente del cuerpo del Artículo Tercero Constitucional, y lo plasmen en el Apartado B del Artículo 123 constitucional.

Juraban los de la CNTE, por la mañana, que los diputados de las Comisiones Unidas de marras pretenden dejar el tema laboral justamente en el Tercero constitucional, como lo dejaron allí Enrique Peña Nieto y los diputados y senadores de la 62 Legislatura (diciembre de 2012).

Si esto que pelean los maestros resulta verdad –es decir, que han pretendido los diputados de Morena y el resto de grupos parlamentarios verles la cara a los profesores, simulando que cambian para en realidad seguir igual que lo dejó Peña Nieto-, entonces este gobierno incipiente, que apenas ha rebasado sus primeros 100 días, estaría ante su primera gran crisis de credibilidad.

Mario Delgado Carrillo –el hombre de Andrés Manuel López Obrador en San Lázaro- salió ayer a decir atropelladamente que (ante la presión de los maestros) ya la comisión dictaminadora se planteaba hacer “cambios al dictamen”.

¿Cuáles? Y respondía: “Vamos por un artículo transitorio para dejar muy explícito que los maestros están en el Apartado B del Artículo 123 constitucional y en lo que toca a promoción y reconocimiento en el Artículo tercero constitucional.

“¿Esto qué objetivo tiene? Que se respeten y se garanticen todos los derechos laborales del magisterio y que en el tema de promoción y reconocimiento, que se base en el tercero; ¿para qué? Para poder construir una ley de carrera magisterial que garantice a los maestros el derecho permanente a la capacitación y a la formación al reconocimiento y que vayan teniendo una carrera magisterial ya en base a la ley como un derecho”.

Y juraba Mario Delgado que “la parte punitiva se erradica por completo, explícitamente se pone en la Constitución que no puede haber ninguna evaluación para la permanencia”.

--¿Para el ingreso va a haber una evaluación o será pase automático? –insistió otro reportero.

“La evaluación tendrá que, bueno, no, evaluación ya no hay. Hay procesos. La reforma dice explícitamente que habrá procesos transparentes, públicos, equitativos, donde se considere la experiencia, los conocimientos de los maestros para todo lo que tiene que ver con promoción. Esto tendrá que reflejarse en una ley secundaria.

--¿El ingreso a la docencia, es pase automático de la Normal?

“Bueno, eso tendrá que verse en una legislación secundaria. El tema de la admisión está también dentro del Artículo tercero y eso ya estará en la ley secundaria. Pero, lo que sí queda claro es que se erradica toda la parte punitiva”.

Para acabarla de fregar, ayer mismo, Morena aceptó que las Comisiones que pretenden dictaminar se fueran a sesionar al Senado, como sede alterna, haciendo exactamente lo que el PRI y PAN hicieron durante años a la oposición, como una burla, como una carcajada, para esquivar el bloqueo de la CNTE a San Lázaro.

La persecución del magisterio a los diputados comenzó. También bloquearon el edificio senatorial.

Ya tarde, Mario Delgado Carrillo prometió que la propuesta de cambios al dictamen gozará de unanimidad… Pero esta unanimidad no dijo si incluiría al magisterio, que anoche exigía que se le diera una copia del predictamen para poder opinar. O, de plano, que se hiciera público el predictamen.

Por la mañana, Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la mesas directiva, había suspendido la sesión ordinaria por causa del sitio magisterial a San Lázaro.

Prometieron sesionar hoy. Veremos.
Imprimir
COMENTARIOS


6

8
  • 0 1
  • 7
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65