×
Eduardo Santos
Eduardo Santos
ver +
Nació el 1 de febrero de 1978 en Saltillo, Coahuila. Eduardosan (Eduardo Santos) es egresado de la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la UAdeC. Es periodista, actor y productor independiente de video. Fue editor de las revistas “Collage Saltillo” y “RecesSo”. Trabajó como editor y reportero en diferentes periódicos de la localidad dentro de las secciones, locales, cultura y espectáculos. Actualmente labora en Zócalo Saltillo. Es productor independiente de videohomes, entre los que destacan: “Ni Pa’l Taxi”, “Circuito Cerrado” y “Mirka Morcón contra su Televisión”. Fue guionista del videohome producido por la Escuela de Ciencias de la Comunicación titulado “Todo por un Juego” y productor de la fotonovela “Mirka Morcón contra su Televisión”. Como actor ha participado en los videohomes “Cuento de Navidad”, “La Fallida Fuga de las Tres”, “Una Pequeña Casa con Grandes Sorpresas”, “El Escusado del Tiempo”, “Ni Pa’l Taxi”, “Circuito Cerrado”, “Mirka Morcón contra su Televisión” y “Bandivas”. En el ámbito teatral ha participado en las puestas: “Como Otelos y Gatos”, “Simplemente Bella Ple”, “Elvira Angélica la Sinventura” y “Al Rescate”. Es autor de la trilogía para teatro titulada “Historias de Ciudad Brinquillo”, compuesta por las obras “Simplemente Bella Ple”, “Mirka Morcón contra su Televisión y “La Venganza de una Alvírez”.

" Comentar Imprimir
16 Julio 2012 03:00:34
‘La Dueña’ de Los Pinos


A todos los talleres mecánicos y vulcanizadoras se les pide de la manera más atenta quitar a la primera dama de sus paredes.

¿Quién se iba a imaginar? Creo que ni siquiera la misma Angélica Rivera llegó a pensar por un momento que llegaría a ser la esposa del primer mandatario nacional.

De saberlo, quizá jamás hubiese aceptado participar en la introducción del videoclip “Macumba” al lado de Verónica Castro, en uno de los papeles más bizarros de su carrera. Pero a cualquiera le puede pasar, si no, pregúntale a Diego Luna sobre “El Premio Mayor”, telenovela protagonizada por Laura León y “El Güicho Domínguez”.

Angélica Rivera sí que era “prole” y a mucha honra, pues esta asalariada de Televisa comenzó en la actuación a finales de los 80, con papeles sencillos; luego tomó fuerza, fue Rostro del Heraldo y sus personajes en las telenovelas fueron cada vez más importantes.

Su belleza le abrió puertas, fue una de las protagonistas juveniles de “Alcanzar una Estrella 2” y hasta se lanzó en el canto con el grupo “Muñecos de Papel”, así es, fue “cantante”, o mejor dicho “gritante” o “hablante” por lo que hacía en sus canciones.

Basta con recordar el tema “Ay Gaviota”, que cantaba en “Destilando Amor”, una mediocre canción con una voz pobre, ésta hace completamente el ridículo si la comparamos con la versión original de la telenovela, una producción colombiana llamada “Café con Aroma de Mujer” en la cual Margarita Rosa de Francisco sí deleitaba al cantar.

Y si seguimos con las comparaciones, en las redes sociales se le atacó sin piedad, al ponerla al lado de la esposa de Andrés Manuel López Obrador, pues en cuestión de preparación académica la actriz sale perdiendo; pero las burlas en Internet fueron en aumento después de dar a conocer la noticia del triunfo virtual de Enrique Peña Nieto en las elecciones presidenciales.

Están conversando Barack Obama y Peña Nieto sobre sus esposas, sus primeras damas, el presidente de Estados Unidos dice “mi mujer es egresada de Harvard, ¿y la tuya?”. El mandatario mexicano le responde “¿alguna vez has visto ‘Destilando Amor’?”.

Cada quien se gana la vida como puede ¿no?, además, creo que no es para tanto, Angélica Rivera logró hacer papeles memorables en la pantalla chica y una de las telenovelas con la que más se le recuerda es “La Dueña”.

Dicen que al otro día de enterarse que su esposo iba arriba en las preferencias electorales se instaló afuera de Los Pinos y gritó: “¡Soy la dueña!”.

Angélica Rivera ahora será primera dama, y así como mandarán quitar sus pósters de los talleres mecánicos y vulcanizadoras, es probable que uno tampoco la pueda criticar, entonces es mejor que aquí le deje terminando con una bonita reflexión.

Jamás te olvides de dónde vienes, piensa que un día tú también fuiste prole y si no te acuerdas, pues entonces que ¡pongan el video!

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5