×
Inés Sáinz
Inés Sáinz
ver +

" Comentar Imprimir
07 Septiembre 2010 03:14:58
La espera desespera
México va a perder seis meses muy valioso de trabajo al no nombrar al nuevo estratega

El día de hoy en la Sultana del Norte se juega el segundo partido amistoso de nuestra Selección Mexicana. Si me preguntan ¿qué vamos a ver?, mi respuesta sería: un equipo de buenos jugadores intentando hacer bien las cosas, pero sin encontrarse unos con otros, y mucho menos seremos capaces de descifrar su estilo de juego, porque simplemente no lo tienen definido.

Y bueno —como ya lo habíamos anticipado— estos partidos no le dejan nada a nadie. Para los jugadores debe suponer una carga el tener que acudir a un llamado que no tiene sentido, el cual no suma ni les garantiza un lugar en el próximo proceso de la Selección; en resumen: no cuenta.

Ya vimos el desinterés de la gente con la pobre entrada en Guadalajara y en los bajos niveles de audiencia en la televisión; pero no entiendo el por qué se extrañan tanto con esta respuesta, si entra totalmente en la lógica popular el deducir que si la Federación no toma en serio su papel para decidirse por un nuevo técnico, ¿por qué entonces la gente va a tomar en serio los partidos de esta Selección?

La Federación Mexicana de Futbol está dispuesta a sacrificar seis meses de preparación del equipo, con tal de no ceder a la presión de designar al nuevo técnico. Una cosa es no querer precipitarse, pero otra muy distinta es no ser capaces de tomar decisiones a tiempo, ya que la espera desespera a jugadores, afición y prensa.

Creo que todos sabemos que la decisión será: Chepo de La Torre o Víctor Manuel Vucetich. Si la cosa es tan clara, ¿para qué seguir esperando?

Es un caso absurdo, tomando en cuenta que a mediados del próximo año, ya estaremos disputando la Copa de Oro y la Copa América; y qué decir de la Selección Sub-23 que nos representará en los Panamericanos en nuestro territorio. Sería bueno que alguien nos explicara cuál es la brillante estrategia que se está gestando en la mente de los federativos para justificar su demora.

Hoy, la culpa del mal desempeño de la Selección no es de los jugadores, ni mucho menos de Efraín Flores, entrenador interino,; evidentemente la responsabilidad recae en la falta de orden y compromiso de la Femexfut.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5