×
Rubén Aguilar Valenzuela
Rubén Aguilar Valenzuela
ver +
Rubén Aguilar Valenzuela. Licenciado en Filosofía, Maestro en Sociología y Doctor en Ciencias Sociales. Presidente Ejecutivo de Afan y Asociados, S.C. Es profesor de Ciencias Políticas y de Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Fue Coordinador de Comunicación Social y portavoz de la Presidencia de la República (2004 al 2006) y también de la Secretaría Particular del Presidente (2002 al 2004). Ha sido consultor de UNICEF, UNESCO, OEA, PNUD, BID, BM, UE y agencias de cooperación de Holanda, Alemania y Estados Unidos. En México del IMSS, DIF-Nacional, INI, la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno de la Ciudad de México y de la Coordinación Presidencial para la Alianza Ciudadana. Fue editor de la revista Cuadernos del Tercer Mundo. Editorialista de El Universal (México), El Financiero (México) y articulista de las revistas Estrategia y Proceso. Actualmente su columna se publica dos veces por semana en El Economista (México) y una veintena de periódicos de los estados. Escribe mensualmente en la revista Etcétera temas de comunicación política. Es autor de quince libros. Los más recientes: La comunicación presidencial en México 1988-2012 en colaboración con Yolanda Meyenberg Leycegui (2015), Los saldos del narco: el fracaso de una guerra, en colaboración con Jorge Castañeda (2012), y La Sociedad Civil en México (2012).

" Comentar Imprimir
11 Mayo 2020 04:06:00
La guerra de los cárteles en la pandemia
Escuchar Nota
Todos los especialistas están de acuerdo con que los cárteles en la pandemia del coronavirus no están en cuarentena y que entre ellos se ha agudizado el enfrentamiento.

La guerra entre los dos más importantes cárteles, el Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el de Sinaloa, se ha profundizado en la disputa por las plazas y la extensión de su poder en el territorio.

Los expertos coinciden también que las fuerzas de seguridad, que ahora tienen tareas relacionadas con la emergencia sanitaria, han mermado su capacidad para enfrentar al crimen organizado.

Los niveles de los delitos de homicidios y desapariciones de personas han crecido en los meses de marzo y abril como lo muestra la estadística oficial.

Es manifiesto que ha caído la venta de drogas hacia Estados Unidos y eso perjudica a los cárteles y necesariamente abre el espacio para radicalizar la disputa por los territorios.

En el vacío de poder que genera la pandemia, los cárteles han intensificado su trabajo con el propósito de ampliar su base social y para eso se han acercado a las comunidades regalando despensas, para apoyar a las familias en esta época.

El documento, El Crimen Organizado durante la Pandemia, elaborado por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) y el Consejo Nacional de Inteligencia (CNI) reconoce “que la mezcla de desesperación social y supuesto vacío de autoridad que se puede generar en la etapa tardía de la pandemia, querrán ser aprovechadas por la delincuencia para fortalecer su control sobre la comunidad y localidades que consideran estratégicas”.

La SSPC y CNI coinciden con otros especialistas en que el crimen organizado, en las circunstancias que genera la pandemia, está a la búsqueda de nuevas áreas de acción y que habrá un incremento en delitos como secuestros, asaltos y robos.

En la mira del crimen organizado está el incrementar el robo en el transporte de carga, cajeros automáticos, camionetas de valores, equipo médico y el asalto al personal que traslada y reparte los fondos de los programas sociales, según el documento.

Evidencia de la situación es que, del 25 de marzo al 3 de mayo, ya en pleno encierro, se han registrado 3 mil 381 homicidios dolosos, según el Grupo Interinstitucional del Gabinete de Seguridad Nacional.

En ese mismo tiempo han ocurrido 2 mil 270 defunciones producto del coronavirus de acuerdo con estadísticas oficiales. El número de muertos es mayor por la pandemia de la violencia, así considerada por la Organización Mundial de la Salud, que por el virus.

Para dimensionar el efecto de estas dos pandemias vale la pena considerar los casos de Guanajuato con 458 homicidios dolosos contra 33 muertes por coronavirus; Chihuahua 270 contra 92; Jalisco 266 contra 34; Michoacán 220 contra 49 y Veracruz 119 contra 69.
Imprimir
COMENTARIOS