×
Eduardo Castañeda Sarabia
Eduardo Castañeda Sarabia
ver +
Eduardo Castañeda Sarabia es originario de la Ciudad de México(1976) Periodista, devenido maestro, columnista, arreglista y compositor, empresario restaurantero y crítico cinematográfico-musical. Mitad capitalino, mitad regiomontano, escribió seis años para el diario Reforma, ofreció cátedra durante un año, y llenó estómagos por el resto de sus días en El Hijo de la Tostada, el restorán de su propiedad".

" Comentar Imprimir
01 Octubre 2008 04:00:00
La insoportable levedad del asesino
Un tanto alejados de Hollywood, los hermanos Pang, Danny y Oxide, se hicieron de revuelo a nivel mundial gracias a las tres partes de "El Ojo", pero en su versión original, el mandarín. Pero claro, antes de esto, ya tenían su currículum hecho y derecho.

Como un autohomenaje, y casi una década después, los Pang hacen un remix de su clásica "Peligro en Bangkok", pero claro, ahora vista con ojos occidentales, y con un protagonista taquillero, Nicolas Cage. O bueno, que alguna vez fue taquillero.

El filme es de acción pausada, inteligente y estilizada, y para sorpresa de muchos, incluye una interesante reflexión existencialista, tan de moda por estos días. ¿Qué es la vida? ¿Significa algo lo que hago? ¿Significo algo yo para la vida?

En lo que respecta a la parte cinematográfica, los Pang conocen el oficio. Yo me siento más cómodo con ellos en la parte oriental de su filmografía, pero este brinco a Hollywood lo hacen bien, aunque su aterrizaje es un poco forzoso.

Cage interpreta a Joe, un asesino silencioso, poco amigable, pero a la vez, reflexivo y buscando las trascendencia del ser. En su última asignación como homicida, le encargan despachar a cuatro personas, todas ellas en Bangkok.

Y ahí es donde comienza el descenso, el principio del fin.

Olvidándose de las reglas del buen asesino, Joe comienza a fraternizar, a envolverse por la magia de la cultura oriental, y así mismo, comienza a cuestionarse en sus razones, motivos y modos de vida.

¿Hace bien un asesino a la sociedad? Sólo ellos lo saben. “¿Es malo?”, le pregunta su compinche Kong, antes de ejecutarlo. “Es malo para alguien”, responde Joe.

Y así como es malo para alguien, o un conjunto de álguienes, la película puede ser mala para algunos. Ya acostumbrados al género de películas de asesinos (yo voto por oficializar el género, con "El Profesional" como piedra angular), el filme no ofrece nada nuevo, salvo los cuestionamientos que llevan al asesino a actuar en extraños caminos. Pero quizás ahí radica el encanto del largometraje, en conocer la insoportable levedad del ser un asesino.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5