×
Peniley Ramírez
Peniley Ramírez
ver +
Con 32 años y experta en temas de seguridad, corrupción, derechos humanos y migración, Peniley Ramírez ha sido colaboradora de varios medios, tanto impresos como digitales. Además de su espacio en esta casa editorial, la periodista expresa sus opiniones a través de su cuenta de Twitter @penileyramirez, en donde suele tener interacción con sus lectores”

" Comentar Imprimir
11 Octubre 2019 04:16:00
La investigación secreta sobre Medina Mora
Escuchar Nota
El Presidente y luego el Senado aprobaban la renuncia de Eduardo Medina Mora, 11 años antes de que terminara su encargo como ministro en la Suprema Corte. Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, anunciaba que habían presentado una denuncia el 30 de julio: lo investigaban por lavado de dinero y seguían las transferencias de una cuenta del ministro en HSBC de México hacia Estados Unidos y Reino Unido..

En realidad, la indagatoria comenzó mucho antes. En la Fiscalía General de la República (FGR), un equipo más discreto lleva al menos seis meses investigando al exministro, según contó para Univisión una fuente de alto rango allí. Esta otra investigación ha estado a cargo de un equipo asignado solo para este caso en la FGR, que ha trabajado en total sigilo, dijo la fuente para el reportaje publicado este jueves en Univisión Investiga.

Esa oficina, explicó la fuente, se concentró en los movimientos de entrada y salida de dinero “que no concuerdan con sus ingresos como servidor público”, desde las cuentas de Medina Mora. Sus análisis abarcan más transferencias de las que publicó en junio El Universal. En este momento, dijo la fuente, en la Fiscalía están en la etapa de “judicializar la carpeta”, es decir, llevarla ante un juez y que comience un proceso legal para que el ministro explique de dónde salió el dinero.

Parte de las investigaciones, tanto esa de la Fiscalía como la que inició después, en Hacienda, se han centrado en Compusoluciones y Asociados, una empresa de la familia del exministro. En junio, cuando El Universal publicó una columna de Salvador García Soto con los primeros datos de las transferencias, Medina Mora publicó en redes de la Corte algo que no consta en el registro público. Escribió en una carta pública que Compusoluciones era una compañía de la que su esposa, Laura Pérez Vázquez, fallecida en febrero de este año, era accionista.

En Univisión Investiga se revisaron los registros públicos de esta empresa que constan en la Secretaría de Economía, de 1985 a 2017. La empresa regularmente otorga y revoca poderes, cambia de funcionarios, mueve a los miembros de su Consejo de Administración. Pero en ninguno de los documentos registrados, Pérez Vázquez aparece como parte de la compañía.

Su fundador y director es el ingeniero José Medina Mora, hermano del exministro y quien anuncia en su cuenta de Twitter que es vicepresidente nacional de Coparmex.

“El ingeniero Medina Mora no se encuentra en este momento. Puede enviarme un correo y nosotros la comunicamos con él”, dijeron en su oficina cuando se llamó para preguntar sobre las transferencias.

Unos minutos más tarde, la encargada de Mercadotecnia de Compusoluciones, una compañía que el ingeniero Medina Mora fundó en abril de 1985, cuando regresó a México después de estudiar en Stanford, anunció que estaba dispuesto a hablar para el reportaje que se preparaba en Univisión, pero en ese momento abordaba un vuelo.

“Le llamará más tarde, cuando haga una escala. Ya tiene su número”, dijo.

Pasaron las horas, los días, y Medina Mora nunca llamó. La encargada de Mercadotecnia dejó de responder llamadas y mensajes. El ahora exministro tampoco ha querido hablar. Se negó a través de Comunicación Social de la Corte a responder a las preguntas para el reportaje de Univisión.

Más allá de la discusión sobre las presiones políticas, o la posibilidad que se abre con su renuncia para un mayor control de la Corte desde Palacio Nacional, falta mucho por ver sobre qué camino judicial andará esa investigación secreta de la Fiscalía General sobre el exministro, si prospera.

Con 32 años y experta en temas de seguridad, corrupción, derechos humanos y migración, ha sido colaboradora de varios medios, tanto impresos como digitales. Además de su espacio en El Universal, la periodista expresa sus opiniones a través de su cuenta de Twitter @penileyramirez, en donde suele tener interacción con sus lectores.

Imprimir
COMENTARIOS