×
Gerardo Fernández Noroña
Gerardo Fernández Noroña
ver +
Político y activista social mexicano.

" Comentar Imprimir
14 Febrero 2011 04:00:13
La Libertad de Expresión
Hoy más que nunca, la libertad de expresión sufre un brutal embate. La represión desatada contra Carmen Aristegui, por preguntar si Calderón tenía o no problemas de alcoholismo, es gravísima.

Es la segunda vez que, en el mandato de facto del actual Gobierno, la comunicadora es reprimida cerrándole el espacio donde se desempeñaba.

El primer embate lo sufrió cuando trabajaba en W Radio, ahora se da en MVS.

El ambiente autoritario se respira por doquier. En la Cámara de Diputados han llegado al extremo que quieren diputados sin sangre en las venas. Te quieren regañar como niño de primaria si sacas una manta o si dices algo que exhiba la simulación que prevalece en la nación.

Es absurdo que pretendan sancionar a quien muestre una manta. Durante décadas ha sido una práctica permanente en la Cámara, ejercicio al que han recurrido y seguirán recurriendo casi todos los partidos. Más aún, un ciudadano puede manifestarse con una manta y pretenden que no lo haga un legislador, es ridículo.

La manta sacada por un grupo de legisladores que desnudó las políticas autoritarias que pretenden imponerse sin éxito, decía: “Tú permitirías que un borracho condujera tu auto?, ¿No, verdad? ¿Entonces por qué le permites conducir un país? A pesar de que ninguna de las principales televisoras mostró el texto de la manta de marras, todo el país lo conoció o, por lo menos, todo aquel que quiso saber qué decía la misma.

Los conductores televisivos se centraron en lamentarse de que se insultara al “Presidente”. Pura desinformación e hipocresía. Quien lesiona a las instituciones es Calderón, que se robó la Presidencia y se comporta como un hampón desde el máximo cargo de responsabilidad política en la nación.

Desde diferentes espacios han pretendido separar a Aristegui de nuestra protesta diciendo que lo de ella es grave y lo nuestro majadería simple, pero no han podido hacerlo. Otros peores han dicho que fue despedida por nuestra culpa y otros, de plano burdos, han celebrado su salida del aire. Los más canallas, exhibiendo una mezquindad feroz, han pretendido burlarse de la posición digna y firme que asumió la comunicadora culpando directamente a Calderón de su salida de MVS.

Estamos en un momento muy delicado y no debemos permitir que se consume este atropello; mientras en Egipto el pueblo demuestra dónde está realmente el poder, en México no logramos que la gente supere el temor a realizar un cambio profundo para el país.

Cada vez más gente ve con claridad lo que sucede, pero aún no se da el paso necesario. Iniciativas ciudadanas convocan tímidamente a manifestaciones y tratan de mantenerse “puros” diciendo que son ciudadanos. Todos los mayores de 18 años lo somos. Se debe asumir que sólo un poderoso movimiento popular con todas las voces y actores que quieran y promuevan un cambio, podrán lograrlo sin exclusiones ni sectarismo.

Por lo pronto, nosotros seguiremos firmes en el ejercicio de nuestros derechos. Si sacar una manta en el Pleno quieren convertirlo en símbolo de libertad, así será, no dejaremos de hacerlo mientras intenten prohibirlo.

Tenemos que transformar el país; mientras más tardemos en iniciar el proceso, más difícil y doloroso será.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5