×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
26 Junio 2020 04:10:00
La libraron
Escuchar Nota
La libraron

El coahuilense Javier Guerrero libró el contagio de Covid-19. Dejó el aislamiento que lo mantuvo en casa, en la Ciudad de México, desde hace casi tres semanas, y como secretario general del Instituto Mexicano del Seguro Social apareció este jueves en la sesión ordinaria del Consejo Técnico del organismo.

Al frente de los trabajos estuvo el director general del IMSS, Zoé Robledo. Como Guerrero, el chiapaneco también es parte de la estadística de la pandemia al dar positivo a la prueba correspondiente. En los dos casos manifestaron síntomas leves y viven para contarla.


No perdona

Lo hemos dicho, el Covid-19 no perdona y la noche de este jueves corrió la versión de que el diputado federal Evaristo Lenin Pérez dio positivo a la portación del virus. Casi al mismo tiempo, la Secretaría de Salud en Coahuila dio a conocer que tres empleados, uno de ellos asignado al área de Epidemiología de la Jurisdicción Sanitaria 8, y una a las oficinas centrales, también están contagiados.

El brote afectó también a empleados y funcionarios de la Dirección de Salud en Piedras Negras; su titular, Luis Manuel Sánchez y el jefe del área de Administración, Evaristo Cadena, entre ellos.


A los incrédulos

Por cierto, además de reaparecer en la reunión del Consejo Técnico, Zoé Robledo lo hizo en un video que difundió por redes sociales para responder a quienes según esto cuestionaron la veracidad de las versiones sobre su contagio y de que por más de 14 días permaneció en cuarentena al lado de su esposa y sus dos pequeños hijos, también afectados por el Covid-19.

A los incrédulos, el director general del IMSS les deseó salud y aclaró que no se volverá a detener en responderles. Y qué bueno, pues como están las cosas en el IMSS, los derechohabientes y personal médico lo menos que esperan son distracciones de su director.


De las pocas

Como le comentamos, en San José de los Nuncios, ejido de Ramos Arizpe, el gobernador Miguel Ángel Riquelme entregó un pozo de agua. Estuvo acompañado por el alcalde Chema Morales y el secretario de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Jericó Abramo Masso.

También dijo presente la senadora Verónica Martínez, quien por cierto es de las escasas voces legislativas del PRI en alzar la voz a favor de los productores de carbón y en general, de los habitantes de la Región Carbonífera, en la batalla que libran contra la Comisión Federal de Electricidad y su director, Manuel Bartlett.


Ahorrarles la vuelta

También en Ramos Arizpe, el gobernador Miguel Ángel Riquelme, el alcalde Chema Morales y Jericó Abramo entregaron escrituras casa por casa y con protocolos sanitarios de por medio, para ahorrarles la vuelta a los beneficiarios a una dependencia pública.

De manera simultánea se entregaron documentos en Piedras Negras, San Juan de Sabinas y Francisco I. Madero.


Los malditos celos

El que tuvo un arranque de celos fue el dirigente estatal del PAN, Jesús de León, quien al parecer no soportó ver cómo Saltillo, gobernado por el PRI, tiene mucho mejores números que Torreón, gobernado por Jorge Zermeño, del PAN.

Los enterados apuntan que ante ello, Chuy de León echó a andar una campaña de desprestigio en contra la capital del estado, motivado por la impotencia de ver que medios locales y nacionales resaltan el trabajo de Saltillo, mientras que la imagen del Alcalde de Torreón sigue en caída libre, entre otras cosas, por el mal manejo de la pandemia.


Le hizo mal

Llegó al cargo por sorteo, o lo que es lo mismo, al tener suerte de salir nominado en la rifa de las nominaciones. Se trata de Diego del Bosque, quien no presentó una sola iniciativa de apoyo a Saltillo o a Coahuila, pero salió bueno para defender a ciegas y con las vestiduras bien rasgadas, los proyectos ¿ocurrencias? de la Cuatroté.

En un tuit reciente, el diputado federal disparó al INE, quizá inconsciente, pero con mucha convicción para respaldar a su jefe político, quien según esto no ganó por la fortaleza de las instituciones, sino por el voto mayoritario. ¿Y la contienda se organizó sola? ¿Y los votos se contabilizaron solos? A lo mejor le hizo mal la tómbola.
Imprimir
COMENTARIOS