×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
04 Octubre 2018 04:00:00
La llamada de Trump
Le dice el papá al hijo:

–Oye, ven acá. Explícame por qué en el baño hay una figura de la Santa Muerte, una estrella pintada con sangre, velas negras y crucifijo de cabeza.

–¡Tú me dijiste!

–¿Yo cuándo te pedí que invocaras al diablo?

–Clarito me dijiste en la mañana: “pon algo demoniaco en el baño cuando lo limpies”.

–¡¡¡AMONIACO, pendejo!!! Dije amoniaco.

Hay veces en que no entender lo que oímos no resulta chistoso, sino bastante peligroso. Sospecho que todas las guerras –y la mayoría de los divorcios– iniciaron porque alguien dijo algo, pero la otro persona entendió todo lo contrario. Es por eso que desde ayer estoy con los desos en la garganta. ¡Tengo miedo! Y tú también deberías tenerlo. Lo único peor que despertar con la alerta sísmica, es despertar con un tuit de Donald Trump diciendo que habló por teléfono con Andrés Manuel López Obrador. ¡Santo Slim de la Larga Distancia! Me preocupa no sólo de qué pudieron haber hablado esos dos, sino también cómo diablos le hicieron para entenderse, porque los dos son bastante piedras. Si no rebuznan es porque no dan el tono, pero de que son burros, son burrísimos.

Para empezar, el viejito chulo de Macuspana es de esos güeyes que se siente muy orgulloso de su ignorancia y presume por todos lados que no sabe hablar inglés. Vaya, ni las canciones de Pitbull se sabe. Y del otro lado, la cosa está más jodida que mi tía la que tiene 357 de glucosa, pues Donald Trump por supuesto es un ignorante que no habla español, pero además tampoco habla muy bien el inglés. Según un estudio publicado recientemente, Trump es el presidente norteamericano que peor habla, el que tiene el vocabulario más pobre y el que menos le entiende a la gramática y a la ortografía (¿No será que Trump es el tal Dan T.?). Con estos ingredientes, la mesa está puesta para que la llamada telefónica entre Donny y Andy sea un auténtico desastre.

–Jelou? Andrés Manuel?

–Este… sí… bueno. Sí, creo que soy yo. Depende de, este, quién llame. Si es la mafia del poder, no estoy. Díganles que me fui allá lejos, sí, sí, a mi rancho. A mi ranchito en Palenque. Que yo lo bauticé como La Chingada y dije que me iría ahí si perdía las elecciones, pero la verdad es que no me quería ir. Así que, bueno, este, sí pues, dígame de parte de quién para ver si estoy, digo, para ver si está el licenciado López Obrador.

–Hola, amigou!!! Soy Donny, the Donald. El mismísimo Donald Trump, el hombre más poderoso del mundo que odia a los bad hombres, que va a traer de regreso todos los empleos que se robaron ustedes los mexicanos y también los chinos. Love you!

–¡Ah, pero si es el camaján mayor! Hola, mi hermano. Abrazos, no balazos. Ya ganamos. Serás muy fifí, pero a mí el pueblo me protege, me quiere, no permitirá que me pase nada. Y como tengo a los del PES de mi lado, el Señor es mi taco al pastor y nada me pasará.

–Come on! No entiendo ni papa de lo que dices, Andy. Hablas más feo que el pato Donald, mi tocayo. Juar, juar, juar, juar.

–Y tú hablas más más chistoso que Martín.

–¿Cuál Martín?

–¡El que te chingó el peluquín! Jajajajaja.

–No me hace gracia tu chiste, Andrés Manuel. Quique Peña era mucho más lindo conmigo.

–¿Y por eso lo usabas de tapete?

–A él le gustaba. Pero ya no hablemos de Peña, mejor hablemos del gran futuro que nos espera como socios. Lo primero que tenemos que ver es: ¿cuándo vas a empezar a pagar el muro?

–¿¿¿Y yo por qué???

–¿Te acuerdas que Peña reconoció tu triunfo sin poner un solo pero? Pues me dijo que te lo recordara.

–(.)

–Hello? Andy? Bueno? Jelou? Ya me volvieron a ver la cara estos mexicanos.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5