×
Siboney Alvarado A.
Siboney Alvarado A.
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
08 Septiembre 2013 04:00:43
La llegada del avión de Aeromar
Mucha alegría se vivió ayer en el Aeropuerto Internacional a la llegada del avión de Aeromar, ya que en la sala de espera había muchos niños que entusiasmados vieron llegar la aeronave en la que viajaban sus familiares, la mayoría de ellos personal de la empresa vidriera de Nava que regresaron de un curso en la Ciudad de México.

Entre las personas que esperaban la llegada del avión se encontraba Mayela Rodríguez, acompañada de sus hijos Karina, Jimena, Valeria y Francisco, que con ansiedad esperaban la llegada de Francisco, el jefe de la familia que durante una semana estuvo fuera de la ciudad atendiendo un curso en la ciudad de Cuernavaca, ya que labora como coordinador de Seguridad Industrial en la empresa General de Cable, que siempre está capacitando a su personal para evitar que haya accidentes.


EL REENCUENTRO
Otra de la personas que con ansiedad esperaban el arribo del avión es Ana Gabriela Alanís Guzmán, ya que su novio Jesús Emnanuel Villalobos regresó a Piedras Negras después de dos semanas de ausencia.

Ana Gabriela estuvo acompañada de sus hermanas Lilia y María Angelina así como su sobrina Ana Victoria y con un gran abrazo recibió a su novio que estuvo en la Ciudad de México, para tomar un curso que les ofreció la empresa Industrial Vidriera de Coahuila que en breve iniciará sus actividades en el corredor industrial de Nava.

Ana Gabriela nos pudo evitar la alegría al ver a su novio Emmanuel, con quien tiene planes de casarse en el futuro.


FELICIDAD MATERNAL
El amor más puro vio ayer cuando Blanca Estela Garza recibió a su hijo Rául Isaac, joven ingeniero industrial que también regresó del curso de capacitación al que lo envió la empresa vidriera que ya está ultimando detalles para dar inicio a sus actividades.

La señora Blanca Estela comentó que su hijo Raúl Isaac ya estuvo anteriormente en un curso de capacitación por nueve meses en la ciudad de San Luis y ahora la empresa lo envió por dos semana a la Ciudad de México.

Junto con la señora Blanca Estela estuvieron su hija Juanita y sus dos nietos que recibieron a su tío Raúl con gran alegría después de dos semanas de ausencia.


A PUNTO
DE INICIAR
Carlos, Federico, Eduardo, Jersaín, Joel y Emmanuel, son los nombres de algunos de los empleados de la empresa vidriera que también regresaron a esta ciudad luego del curso al que asistieron en la Ciudad de México.

Al entrevistarlos, los profesionistas señalaron que participaron en un curso excelente y se declararon listos para encender el primer horno a finales de este mes.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5