×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
20 Diciembre 2019 04:00:00
La megadeuda coahuilense primera parte
Escuchar Nota
Como nunca, y gracias a una resolución emitida por el Instituto Coahuilense de Acceso a la Información (ICAI), que a su vez cumple una sentencia del Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública (INAI), en días pasados, y sin pelos en la lengua, Armando Plata Sandoval, titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), aprovechó la entrega que hizo al Congreso local de su Informe Anual de Resultados correspondiente a la revisión de la Cuenta Pública de 2018, y se refirió a los pormenores de la deuda pública estatal, en un informe especial con el que confirmó lo que todos los coahuilenses temíamos: la deuda de nuestro estado lejos de bajar, a la fecha asciende a más de 37 mil millones de pesos.

En dicho informe, el auditor estatal dio a conocer que a pesar de que entre 2012 y 2018 el Gobierno de Coahuila ha pagado más de 30 mil millones de pesos al servicio de la deuda pública estatal, es decir, a las instituciones bancarias y a los asesores, el monto de dicha deuda no se ha logrado disminuir en nada.

Lo anterior, dado que de esos 30 mil 806 millones de pesos, 21 mil 516 millones de pesos se fueron en pago de intereses, 5 mil 994 en amortizaciones a capital, y el resto se gastó en reestructuras, comisiones y coberturas, o lo que es lo mismo, el dinero pagado se hizo de agua.

Por si los anteriores datos no lograron en usted el efecto de una buena patada en salva sea la parte de su cuerpo, déjeme decirle que en dicho informe, la ASE reconoció también que de 2012 a 2018, el monto de la deuda pública estatal ha venido cobrando por lo menos 79% del presupuesto total del estado en esos años, y que en los primeros se llevó hasta un 111% de nuestro capital total, lo que en verdad, significa que nuestro estado se encuentra en la verdadera ruina.

Así pues, y con el fin de atenuar los aterradores efectos de su informe, el auditor superior del Estado aseguró que aún existen tres denuncias pendientes de resolución, las cuales fueron presentadas en contra de quienes adquirieron esta ilegal deuda.

Además, hay 12 amparos ganados por la ASE, en contra de los acuerdos de “no ejercicio de la acción penal” que fueran dictados a contra justicia por la extinta Procuraduría General de Justicia del Estado, dentro de las averiguaciones abiertas en contra de los autores de esta descarada “megadeuda”.

Acuerdos, que, por cierto, fueron bien aprovechados por los endeudadores para poner tierra de por medio o para dormir tranquilos como si nada hubieran hecho, lo anterior a pesar de que, de acuerdo con la ASE, de los 36 mil millones de pesos adquiridos entre 2005 y 2011, al menos 18 mil millones se contrataron con documentos falsos y sin la autorización del Congreso local, es decir de manera ilícita.

En resumen, desde 2012 los coahuilenses hemos venido pagando una deuda ilegal que consume la mayor parte de nuestro presupuesto, sin que a la fecha se haya castigado a ninguno de los culpables de tenernos en estas precarias condiciones. Sin embargo y a diferencia de ellos, nuestro estado a sabiendas de que la deuda es ilegal, ha cumplido a cabalidad con sus respectivos pagos, a pesar de que por hacerlo corra el riesgo de quedarse con casi nada. Pero no todo es malo…

Continuará.
Imprimir
COMENTARIOS