×
José Guadalupe Robledo Guerrero
José Guadalupe Robledo Guerrero
ver +

" Comentar Imprimir
17 Mayo 2020 04:07:00
La nueva realidad o el mandato de Trump
Escuchar Nota
Durante las últimas semanas, incluyendo ayer sábado que escribí este comentario, nos han estado informando diariamente sobre el aumento del número de contagiados y muertos por coronavirus, porque a decir verdad aún no salimos en México de la pandemia. Pero a pesar de ello, de buenas a primeras las autoridades de los tres niveles de Gobierno nos dicen que debemos reactivar la economía, volviendo a laborar “en la nueva realidad” con las restricciones anunciadas y guardando la sana distancia.

Por otra parte, en algunos estados, Coahuila entre ellos, los niños, adolescentes y jóvenes no retornarán a clases, terminarán el año escolar en línea, es decir por internet, aun cuando la Secretaría de Educación nada les ha informado a los profesores, menos a los alumnos. Lo cierto es que estas decisiones acarrearán más problemas para los padres de familia cuando retornen a sus labores: ¿Con quién dejarán a sus hijos, si ya desaparecieron las guarderías?, y las abuelas no podrán cuidarlos, como dijo López Obrador, porque son muy vulnerables al coronavirus, por la edad y las enfermedades crónicas.

¿De qué servirá que se proteja a los niños, adolescentes y jóvenes dejándolos en las casas? Si cuando vuelvan sus padres del trabajo, llevarán consigo el virus a la familia. ¿De qué sirvió que los gobernadores de los estados, entre ellos Coahuila, que durante la pandemia decidieron hacer una ruta distinta a la propuesta por el Gobierno federal, finalmente hayan aceptado la fecha determinada por López Obrador para la reactivación de la economía?

Por eso es menester volver a señalar que la Región Sureste de Coahuila, es principalmente una zona de obreros u operarios de las transnacionales, cuyas familias son el sector mayoritario de la población, quienes se suman a los millones de mexicanos que dudan de las cifras de los contagiados y muertos por coronavirus. Hay bastantes mexicanos que se sienten burlados por las mentiras, la más obvia, la repentina vuelta a las labores en medio de la Fase 3 de la pandemia.

Sin embargo, se entiende el por qué esa prisa por reactivar la economía con el contagio y muerte presentes en la vida de nuestra región. Es sabido que el presidente norteamericano Donald Trump está ansioso porque las empresas automotrices y otras más retornen a sus actividades, porque según él, son aspectos de seguridad nacional.

¿Para qué engañar a la población? ¿Por qué no decirles la razón por la que se va a reactivar la economía con el virus presente entre los mexicanos? ¿Por qué no informar que los asalariados volverán a trabajar, porque así lo ha dispuesto Trump como una necesidad de su agenda electoral? Donald Trump quiere reelegirse en noviembre, esa es la razón de poner en peligro, no solo a los trabajadores, sino también a sus familias mexicanas. Pero como dice el sabio refrán popular: “donde manda capitán no gobierna el marinero”.

Lo cierto es que a Trump poco le importa la vida de los mexicanos, finalmente para él hay muchos más que pueden tomar el lugar de los contagiados y muertos, al fin y al cabo todos son sustituibles. Ojalá que en la anunciada reactivación de la economía no haya el contagio y la mortandad que muchos pronostican…
Imprimir
COMENTARIOS