×
Rosa Blanca Cuellar
Rosa Blanca Cuellar
ver +

" Comentar Imprimir
23 Marzo 2020 03:10:00
La otra cara de la contingencia sanitaria
Escuchar Nota
Sin duda esta contingencia por el coronavirus, está poniendo en evidencia el mal comportamiento de los seres humanos comunes y también de los políticos y de la vida que llevamos en el país...

Se quejan del cierre de negocios en el primer cuadro de la ciudad y de otros donde se aglomera demasiadas personas, pero sin duda esa es una medida desesperada de las autoridades para frenar el avance del coronavirus que va a pasos agigantados en el Estado y que en cuestión de horas aumentó a 11 la cifra en Coahuila...

Llevan una semana diciéndonos que no salgamos de casa y no hacemos caso, ni los clientes, ni los dueños de negocios...

Porque los primeros no se quedan en casa, llenan los comercios y los dueños no les ponen freno ni se restringió la cantidad de clientes, ni se respetó la distancia entre las filas en las cajas registradoras...

Así que los negocios se cerraron...

Nadie hizo caso de que no son vacaciones, sino una cuarentena, una contingencia sanitaria que si no la respetamos esto no tendrá fin...

Así es que se cerraron los antros, bares, cantinas y a los restaurantes se les puso lupa para vigilarlos cómo trabajan...

Entonces no deberíamos de quejarnos de lo que están haciendo las autoridades municipales, porque es nadamás una consecuencia de nuestros actos, o es por la buena o es por la mala, dicen en mi pueblo...

Está bien que salga uno a comprar víveres o medicamento, pero que saturen las zapaterías, las tiendas de ropa, de telas, de perfumería y esas cosas, por Dios nada de eso es prioritario, todo puede esperar menos el cuidado a la salud...

Pero por qué no entiendes, mollera sumida; dijera mi abuela...

Pero otra cosa que se está padeciendo con esta contingencia además de la falta de conciencia ciudadana, es la crisis económica que esto está provocando...

Ha quedado más que evidenciado que los únicos que se pueden quedar en cuarentena viviendo a sus anchas sin problemas ni mortificaciones, son los políticos...

Mientras que los que votamos por ellos, estamos con el Jesús en la boca porque los hermanos, padres, hijos o esposo, no tienen empleo porque como trabajan por su cuenta, esta contingencia los ha dejado sin clientes y ni modo, tienen que apechugar...

Está más que claro que la gran mayoría de las familias mexicanas vive al día, que no tiene recursos para emergencias de este tipo y no porque no trabaje sino porque lo que saca es insuficiente para tener sus ahorros...

Además pega fuerte la cultura del endeudamiento del mexicano, si no tenemos lo suficiente, sacamos crédito donde nos den y ahí están las consecuencias, luego no completamos para los abonos...

Pero el Gobierno lejos de promover más empleos mejor pagados, lo que hace es repartir becas a diestra y siniestra, cuando eso no alivia los problemas económicos de fondo, sin duda es un apoyo, pero nada duradero porque en cualquier santo rato que se les ocurra voltear a ver a otro partido se las quitan y se acabó el corrido...

Y por otra parte vemos el manipuleo político de este tema, porque mientras los estados y municipios están realizado un gran esfuerzo y hasta medidas extremas para frenar el avance de este virus, desde el Gobierno Federal vemos una aberrante irresponsabilidad de un Presidente que se pasa por el arco del triunfo las más elementales disposiciones sanitarias...

Y lejos de apoyar la contingencia, anda presumiendo que ya logró bajar el precio de la gasolina, a ver qué dice cuando los mercados se estabilicen y la gasolina aumente. Seguramente dirá que es por culpa de Calderón, del neoliberalismo y de la corrupción, porque ya parece disco rayado.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS