×
Isabel Arvide
Isabel Arvide
ver +
Periodista, ha colaborado en los principales medios nacionales desde 1976. Recibió el Premio Nacional de Periodismo en 1984, primera mujer en obtenerlo por opinión. Es conocida por sus comentarios políticos críticos, ha publicado novela, poesía erótica, crónica y entrevistas. Entre sus libros destacan, con más de diez ediciones vendidas, "La Decisión Presidencial" y "Asunto de Familia", ambos analizando la corrupta relación entre Manuel Camacho, Carlos Salinas de Gortari y Luis Donaldo Colosio. En "La Guerra de los Espejos" narra el conflicto armado de Chiapas desde la visión de los cuarteles militares, editorial Océano, noviembre de 1998. Por el mismo sello editorial publicó, en 1999, "La Sucesión Milenaria" analizando el proceso electoral que llevaría a la derrota del PRI. Fue la efímera directora del diario Summa, de la empresa Televisa, hasta el primer día de diciembre de 1994, de donde salió por el encabezado: "Decepcionó el Gabinete". Hasta junio del 2000 escribió una columna política diaria para Ovaciones. A partir de esa fecha colabora en el diario Milenio, así como en el semanario del mismo nombre. Su columna diaria se publica en 15 periódicos de provincia. Visite www.isabelarvide.com

" Comentar Imprimir
30 Abril 2009 04:00:13
¿La peste o el apocalipsis? ¿Hacia dónde va México?
Todo se paraliza en el país ante la amenaza de la nueva “peste”.

O casi todo, porque la violencia sigue vigente en grandes zonas nacionales, como si fuese en verdad presagio del mayor Apocalipsis.
Lo cierto es que todo confluye para que millones de mexicanos estén literalmente muertos de miedo.

Por un lado las balas y la impunidad para los asesinos, por el otro la enfermedad que ha detenido la vida social y económica hasta niveles jamás imaginados en la vida moderna de la nación.
No, es cierto, no estamos preparados para estos jinetes de la muerte que están encima de nuestra realidad. No sabemos cómo hacer frente a una enfermedad desconocida que no cuenta con remedio confiable alguno, que asesina en cuestión de horas, de días a sus víctimas. Tampoco lo estamos, ni lo estuvimos hace meses y/o años para la llegada de las brigadas de criminales que en complicidad con autoridades han tomado las calles, la paz, la seguridad, la tranquilidad mental de millones de ciudadanos.

Y estas dos realidades, además de tanto, están sumando en contra de la economía familiar. De quienes menos tienen y menos van a tener esta semana con el saldo del cierre de oficinas, empresas, espectáculos, cualquier sitio de reunión pública en la capital del país y en muchas otras ciudades. No se diga la cancelación de miles de viajeros a los centros turísticos nacionales.
No estamos preparados para tanto malo.

Y, obviamente, tampoco nos lo
merecemos.
La prueba va a ser dura en verdad. Igual para las madres que deben quedarse en casa, abandonando trabajos y otras urgencias, para cuidar a niños que van a asfixiarse en los pequeños espacios urbanos de las viviendas, encerrados a fuerza, que para los que no podrán llevar el pan cotidiano a su casa porque sus centros de trabajo cerraron
obligadamente.

Nos obliga a valorar la realidad, la salud, la convivencia, la familia, lo esencial que es la vida misma.
Y por lo tanto, también, a un análisis de fondo sobre todo aquello que estamos haciendo correctamente o no como sociedad, como nación.
No se trata de estos gobiernos solamente sino de nuestra participación en la construcción de un país que hoy parece en el mayor riesgo. Y aquí la impunidad, la violencia, el narcotráfico, el crimen organizado, la corrupción oficial son también epidemias que amenazas con volverse cada día más graves.

No está claro qué sigue, qué habrá de pasar en los próximos días, pero sí sabemos qué puede pasar, una vez más, si estas gravísimas crisis nos encuentran todavía más vulnerables en la confrontación social…
http://www.isabelarvide.com
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5