×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
02 Enero 2020 04:05:00
La pobreza extrema no se encuentra al sur de México
Escuchar Nota
Estoy seguro que muchos de ustedes han escuchado el termino de pobreza extrema. Un estado utilizado por muchos políticos mexicanos, pero que en realidad ni siquiera tienen la menor idea de lo que es o bien, de su verdadero significado.

Lo primero que viene en mente es gente que carece de los servicios primarios o básicos, como agua, luz, drenaje, y pavimentación. Aquello sin agregarle servicios que cada cabecera municipal tiene la obligación de brindar como seguridad, recolección de basura entre muchos otros más.

Lo más lejos que puede llegar el concepto de pobreza extrema y eso dicho por muchos servidores públicos son aquellas comunidades indígenas o nativos de las sierras del sur de México.

Ni siquiera el diputado Marcelo Torres Cofiño, conoce su significado más que su dialogo durante la inauguración del Cuarto Congreso de Filosofía “Pobreza: Origen y Desarrollo”, pero palabras sin sentido igual que muchos y menos de fondo más que lo que pueden leer en sus apuntes para hablar públicamente.

Pero para poderlo entender o describir solo hay dos maneras. La primera es vivirlo y la segunda es estar ahí presente para observarlo, pero sobre todo escuchar sus anécdotas.

La pobreza extrema existe en muchos municipios del país, incluso hasta en nuestra propia entidad, Coahuila, lo ha vivido en el pasado hace muchos años atrás aproximadamente más de 25 años sucedió en sus principales municipios como Torreón, Saltillo, Piedras Negras y Monclova. Aunque sus autoridades fueron abatiendo este problema todavía existe en remotas regiones municipales de Coahuila.

Pero la pobreza en su máxima expresión no hace falta viajar al sur de México, sino lo existe en donde menos se lo pueden imaginar. Se encuentra en lo más remoto de cada municipio del país. Siendo fácil de observar ese panorama sombrío y lleno de pobreza.

Sus principales caminos de entrada están hechos de pura terracería, lodo y hombres mendigando una moneda en las colonias confeccionadas de cartón, tablas, y bolsas, siendo esta el rostro de la fiel pobreza extrema.

En esas localidades que están a unos cuántos kilómetros de la mancha urbana de los municipios, se puede observar niños, niñas, personas de la tercera edad con ropa desgarradas de tan viejas siendo lo único que los acompaña de día y noche.

En la morada de estos mexicanos, se puede oler a corta distancia la suciedad, al igual que los residuos de comida que aparecen en donde quiera siendo también un lugar en donde consiguen alimentos perros callejeros y ratas.

La miseria corre a las familias obligándolos hacer actos que muy pocas autoridades gubernamentales detectan como es la inducción de menores de edad a las drogas por parte de sus progenitores para que soliciten alimento a ninguna hora del día.

Para quienes hemos recorrido estos sectores se percibe un ambiente inseguro en donde el visitante se convierte en trasgresor de un territorio que para ellos es único y donde los secretos y actividades no salen al conocimiento de la opinión pública. Y por ende no existe registros oficiales porque pasan a ser la sombra, los marginados, aquellos cuyas autoridades prefieren fingir que no existen, ni siquiera son considerados mexicanos para votar por no representar un número importante en cualquier elección de nuestro país.

La pobreza extrema no está localizado al sur de México, sino en las principales cabeceras municipales del país. Están fuera de la mancha urbana, o como se diría coloquialmente son aquellos quienes viven en el más allá de las orillas de cada ciudad. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS