×
Vanessa Rubio
Vanessa Rubio
ver +

" Comentar Imprimir
27 Mayo 2020 04:09:00
La realidad de los datos duros deshace las expectativas
Escuchar Nota
La semana pasada el INEGI dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2019 y reveló un dato sorprendente: la corrupción a nivel nacional creció de 2017 a 2019. Es decir, pese a los discursos y las expectativas, hoy hay más corrupción en México. Se pasó de 14,635 víctimas por cada 100 mil habitantes a 15,732 por cada 100 mil. Se concluye la máxima de que aunque se tengan genuinos deseos (que los tiene el Presidente), es más fácil prometer que dar resultados. Esto mismo aplica para el crecimiento económico y el combate a la pobreza: al inicio se ofreció un crecimiento de nuestra economía de 6% y el año pasado el crecimiento fue de -0.1% y este 2020 rondará el -7%. Y en cuanto al abatimiento de la desigualdad, CONEVAL y BBVA estiman aumentos dramáticos este año en la pobreza por ingresos en México de hasta 9.8 millones y 16.4 millones de personas, respectivamente. La violencia es otro ejemplo de esperanzas no cumplidas. La semana pasada surgieron los datos de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del INEGI en donde se concluye que 73.4% de los mexicanos se siente inseguro, siendo ésta la cifra histórica más alta. Y de acuerdo a la propia información del Sistema Nacional de Seguridad Pública, los cuatro primeros meses de este 2020 han resultado ser los más violentos de la historia con 11,600 muertes; e irónicamente, aún en la época de encierro por el COVID-19, marzo y abril rompieron récords con casi 6 mil homicidios. Los deseos no se convierten en realidad por arte de magia, si no a través de buenas políticas bien diseñadas, coherentes, integrales y eficaces. Nunca es tarde para re dirigir y encauzar las políticas, porque desafortunadamente siempre se puede estar peor. Como dijo la semana pasada una experta politóloga mexicana: “la 4T es un gobierno que crea esperanza, pero no logra dar resultados”. Repensemos y trabajemos juntos por el bien de México. Las divisiones a nadie ayudan y el trabajo conjunto bienintencionado es lo único que nos puede sacar adelante.

Publicado en Publimetro
Imprimir
COMENTARIOS