×
Luis Carlos Plata
Luis Carlos Plata
ver +
Luis Carlos Plata (Saltillo, 1984) es abogado (UAdeC), maestro (UPF, Barcelona) y candidato a doctor (URV, Tarragona), pero practica el periodismo desde hace 17 años, y su trabajo de investigación le ha merecido premios estatales e internacionales. Ha sido articulista de catorcenarios, revistas y periódicos del norte del país desde 2002, además de fungir como director editorial de medios de comunicación en Veracruz.

" Comentar Imprimir
07 Abril 2019 04:06:00
La rebatinga del carbón (y el síndrome de Salomón) en Coahuila
Al grano: la Comisión Federal de Electricidad comprará 165 mil toneladas de carbón por 176 millones 348 mil 700 pesos a un empresario de la Región Carbonífera que, de acuerdo con el Registro Público de Minería, no dispone títulos de explotación vigentes a su nombre.

Ahora bien: ¿lo anterior es ilegal?

Técnicamente no.

El asunto, sin embargo, raya en lo kafkiano: se pueden vender 165 mil toneladas del mineral a través de un concurso abierto internacional, sin disponer de ningún lote concesionado, y es perfectamente válido. Explico por qué. Bajo el nombre Concurso Abierto Internacional CFE-0001-CAAAA-0002-2019 la Comisión Federal de Electricidad licitó 330 mil toneladas del mineral con las características técnicas de la Cuenca de Sabinas. Si bien CFE exigía presentar 11 documentos para participar en la convocatoria, bastaba con acreditar existencia legal y personalidad jurídica. El proceso inició el pasado 22 de marzo, los documentos relativos estuvieron disponibles todo el tiempo, y sin embargo sólo hubo dos ofertas.

La esperada, de la Promotora para el Desarrollo Minero de Coahuila (Prodemi) que controla el Gobierno de Coahuila, y otra de Minera y Acarreos Flores, S.A. de C.V., que CFE calificó solvente. La empresa cumplió el pliego de requisitos, ofreció un precio más bajo y consecuentemente ganó la mitad de la partida.

Se diría, pues, que obtuvo recompensa por desafiar al statu quo. Pero el Gobernador del Estado, Miguel Riquelme, no piensa lo mismo. “Se van a meter en un problema porque la realidad de las cosas es que no tienen la capacidad de surtimiento (de carbón)”, declaró.

Al respecto el empresario detrás de Minera y Acarreos Flores, S.A. de C.V., Antonio Flores Guerra, proviene de una familia de mineros. Entre Cruz Alberto, Rogelio Ernesto, Jesús Oscar y Gerardo Antonio, todos de apellidos Flores Vega, cuentan con 11 registros de concesiones por una vigencia de 50 años –en poder de quien esto escribe– que abarcan un total de mil 235 hectáreas entre los municipios de Múzquiz, Sabinas, Nava, Piedras Negras e Hidalgo.

Pero la reacción del Mandatario deja entrever una intención de limitar la libre competencia. Como si su molestia tuviese origen en que alguien se salió del redil: “la organización social por parte del Gobierno del Estado había estado muy clara. El acuerdo fue que nadie viera la licitación por otra parte, sino a través

de Prodemi”. La realidad es que CFE fijó un precio base: mil 137 pesos por tonelada. Prodemi “con más de 90 productores” ofertó a mil 125 pesos, y Minera y Acarreos, constituida el 19 de octubre de 2016, a mil 68. Así, habrá 185 millones 728 mil 950 pesos a repartir entre los primeros, y 176 millones 348 mil 700 pesos para el segundo.

El contrato se formalizará el próximo viernes 12 de abril en la Ciudad de México y cumplirá el abastecimiento de cuatro meses a las dos centrales termoeléctricas de Nava (José López Portillo y Carbón II) mediante entregas semanales programadas.


CORTITA Y A PIE

Aunque también existe la ineludible lectura política. A juzgar por el fallo, más que ponerlos a competir, Manuel Bartlett, director de la CFE, aplicó la máxima de Maquiavelo: divide y vencerás.

A la rebatinga por el carbón, el pleito entre partidos, productores y facciones, pareciese que aplicó una decisión salomónica: la mitad para los agremiados a la Promotora para el Desarrollo Minero de Coahuila, es decir, para su manejador: Gobierno del Estado, y la otra mitad para una empresa denominada Mineras y Acarreos Flores, S.A. de C.V. que, bajo esa premisa, debería representar intereses opuestos a los del PRI-Gobierno.

Profundizando en las motivaciones del resultado, sin embargo, pareciese más bien una decisión a lo Herodes. Coahuila, en este momento, padece el “síndrome de Salomón”: el niño vivo

partido en dos.


LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS

El monopolio del huachicol de piedra cambió de manos. Se dividió en dos. De no suceder nada extraordinario durante la próxima semana, ahora será duopolio.

Bienvenidos a la nueva realidad política en la entidad: cuáles chicharrones truenan más, y quién se lleva la rebanada más grande del pastel.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5