×
Inés Sáinz
Inés Sáinz
ver +

" Comentar Imprimir
08 Diciembre 2009 04:35:23
La tercera es la vencida
Lionel Messi ganó el Balón de Oro porque este año simplemente nadie pudo hacerle sombra; es el tercer argentino en lograr la distinción

En los últimos años lo había sentido tan cercano, siempre nominado, siempre esperando a que le tocara, siempre paciente, consciente de que la cosas las estaba haciendo bien, y que la recompensa tarde que temprano llegaría, y así fue.

Hoy, Lio Messi es un digno ganador del Balón de Oro, era un secreto a voces, este año simplemente no había nadie que lograra igualar y mucho menos opacar lo realizado por La Pulga. Un argentino que ha confesado tener el corazón dividido, se siente tan argentino como barcelonista, primer canterano en ser nombrado con tal distinción y apenas el tercer argentino, 1957 y 1959 Alfredo Di Stefano y en 1961 Omar Sívori (ambos tenían una doble nacionalidad, el primero argentino-española y el segundo argentino-italiana) por lo que pudieron ser votados en aquellos años en que el criterio de France Football (revista que otorga el Balón de Oro) estaba reservado a jugadores europeos exclusivamente. Así que Argentina festeja en grande el haber entrado finalmente en la historia del futbol moderno de la mano de Lio Messi.

Su rival natural por circunstancias de la vida ha sido Cristiano Ronaldo, pero esta vez hasta el mismo Joseph Blatter me confesó cómo incluso Carlos Queiroz (director técnico de Portugal) elogiaba las extraordinarias habilidades del argentino, y en un paralelismo que hacían con Cristiano Ronaldo, el argentino salía vencedor, sin menospreciar las cualidades del luso.

Si bien es cierto que a Messi se le exige que demuestre más en su selección, también es cierto que tampoco ha estado en las mejores condiciones o escenarios para hacerlo, primero Pekerman demostró que no se fiaba de él e increíblemente lo dejó en la banca en los momentos importantes, y ahora, con un protagonismo como el que busca Maradona, es justificable el bajo rendimiento de Lio dentro de la albiceleste, ya que Maradona espera que le resuelva el desorden que él mismo ha causado.

Pero nadie niega que le hace falta demostrar que fuera del Barcelona —en donde fluye de manera natural— es capaz de ser tan peligroso, tan contundente y tan letal como lo es con el equipo blaugrana. El Mundial de Sudáfrica 2010 es la gran oportunidad que tendrá para demostrar que es capaz de trascender como uno de los grandes de la historia, como lo hicieron en su momento Maradona, Zidane y Ronaldo.

Tal vez el mayor obstáculo que tenga Lio para lograr brillar dentro de su selección sea el mismo Maradona, pero no dudo que Messi este preparándonos una gran actuación para el Mundial, conoce sus límites y fortalezas, así que seguramente encontrará en esta ocasión la oportunidad de triunfar. Talento le sobra, y buenos compañeros tampoco le harán falta.

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5