×
Eduardo Castañeda Sarabia
Eduardo Castañeda Sarabia
ver +
Eduardo Castañeda Sarabia es originario de la Ciudad de México(1976) Periodista, devenido maestro, columnista, arreglista y compositor, empresario restaurantero y crítico cinematográfico-musical. Mitad capitalino, mitad regiomontano, escribió seis años para el diario Reforma, ofreció cátedra durante un año, y llenó estómagos por el resto de sus días en El Hijo de la Tostada, el restorán de su propiedad".

" Comentar Imprimir
05 Octubre 2008 04:00:01
La vida es una canción
Uno de los musicales más famosos del mundo, homenajeando a ABBA, llega a las pantallas. Se cumple el adagio que “al César, lo que es del César”.

“Mamma Mía!” da claras muestras de las diferencias entre géneros. Literatura, cine, cómic, teatro. Son diferentes lenguajes, y combinarlos o transponerlos a veces resulta peligroso.

Un cañonazo a plenas luces, en teatro funciona de mil maravillas, pero ya proyectado en una pantalla, fracasa
rotundamente.

En un teatro, el contacto con el público es básico. Se rompe la cuarta pared, y el monstruo de mil cabezas ruge. Pero en un cine, eso jamás será posible.

Phyllida Lloyd hizo un gran trabajo en Broadway con el musical del mismo nombre, que ya le dio la vuelta al mundo. Pero con una cámara, la ducha directora de escena demuestra las carencias de cualquier novato tras la cámara. Ni la música del gran Andersson, y la maravillosa fotografía de Haris Zambarloukos la salvan.

El elenco maduro está seleccionado con garbo. ¿Meryl Streep como protagonista? Se luce como lo que es, de las mejores actrices sobre la faz de la Tierra. Julie Walters brilla por su candidez, y Pierce Brosnan por su galantería, pero su voz de pato esboza sonrisas.

En la parte juvenil, Amanda Sey-fried brilla por su falta de carisma. Una joven que hubiera logrado empatía le hubiera redituado puntos a la película.

La alegría es la constante del filme, y de los números musicales. Vaya, hasta lo puede poner de buen humor, pero, ¿por cuánto tiempo?

Mientras “High School Musical”, los musicales de moda, se despachan con un máximo de 12 canciones originales a lo largo del filme, “Mamma Mía!” se despacha con la friolera de 21 ejecuciones, algunas muy a tono, casi indispensables, y otras metidas con calzador.

Tanta canción vuelve pesado el filme. Insoportable, me animaría a decir, si usted no es ni fue fan de la banda sueca.

“¿Quieren otra canción? Eso es lo que les daremos”, dice Meryl Streep casi al final del filme. Lástima que se respondió sola.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)6
Imprimir
COMENTARIOS


7

  • 9 0
  • 8
2
4 5
6 7 8 9 0 70 71 72 73 74 75