×
Jorge A. Meléndez
Jorge A. Meléndez
ver +

" Comentar Imprimir
20 Abril 2019 03:57:00
La vida pasiva mata el alma
Guise argumenta que alguien pasivo existe sólo por existir: “Sobrevive rutinariamente y no tiene propósito”. Una palabra encierra el antídoto a este cáncer: intención. ¿Qué quieres lograr? Si no se tiene una respuesta clara, eventualmente la pasividad puede tomar el control.

Por el contrario, el (la) que vive con intención tendrá movimiento constante que puede llevarlo a descubrir su propósito. Excelente tema ahora en Semana Santa.

¿Cómo tener intención de vida?

Empezando en pequeño. No es con “grandes metas genéricas”. Esas porras motivadoras que tienen un efecto efímero.

Para lograr cambios relevantes se requieren más bien metas cortas. Rutinas de minihábitos para practicar todos los días y generar cambios positivos incrementales.

Construir lo grande partiendo de lo chico. Guise inició su camino hacia una vida saludable con una lagartija diaria. Terminó su libro al fijarse la meta de escribir dos páginas al día. Relea “Minihábito = Macro éxito”.

Posteriormente sistematizó el concepto de intención con una lista y un calendario. Primero, sugiere apuntar en un pizarrón (de esos borrables) una lista con cuatro categorías de tareas/actividades:

a) Frecuentes. Acciones diarias valiosas que benefician, pero que no son obligatorias. Recuerde: según Guise, hay que de tener 2 o 3 minihábitos diarios.

b) Ahora. Cosas que hará hoy en algún momento.

c) Futuro próximo. A realizar, digamos, en el próximo mes.

d) Algún día/Quizás. En algún momento en los siguientes 5 años.

Segundo, usar el calendario para darle seguimiento puntual al avance del cumplimiento. Ah, y al final de todos los días calificarse para monitorear el

progreso.

Vea un video que explica este sistema en nuestros sitios. Pero ése es el punto: es un sistema. La intención, la acción y el propósito no llegarán solitos. Los hábitos diarios son el cemento que ingenierilmente levantan la intención de vida.

Analicemos otro método fascinante para combatir la pasividad.

“En la premeditación del mal del filósofo griego Séneca se visualizan los peores escenarios para detectar lo que te preocupa y así evitar la parálisis que provoca el terror”, explica Tim Ferriss.

El conferencista defiende las virtudes del estoicismo como filosofía de vida, para separar lo que se puede de lo que no se puede controlar. Para enfocarse en lo primero y prepararse para lo

segundo.

Creó un sistema original. En lugar de basarse en definir metas, se enfoca en definir miedos. Le llama “fijación de temores”. Para implementarlo se requieren 3 páginas (una por temor):

1. ¿Qué tal sí...? Y luego describir la preocupación: no me dan la promoción, no gano el partido, etc. Después para cada temor 3 columnas. En la primera se definen con precisión cada cosa negativa que pasaría si sucede lo malo. La segunda enlista lo que se puede hacer para “prevenir” la consecuencia negativa. Finalmente, en la tercera columna se anota qué se puede hacer para reparar o minimizar el daño si las medidas preventivas no funcionan.

2. El beneficio. Una página sencilla que contiene las respuestas a esta pregunta: ¿cuáles serían los beneficios de intentar lo que se teme y de obtener aunque sea un éxito parcial?

3. El costo de la inacción. Quizá sea la página más importante. Por lo general, somos buenos para detallar los costos de fallar, pero no los costos del statu quo. De no hacer nada.

Aunque no es infalible (a veces los temores están muy bien fundados), Ferriss asegura que sus mayores triunfos (y fracasos evitados) se deben a usar este sistema una vez por trimestre (vea una explicación del mismo en nuestros sitios).

Excelentes consejos. Espero que le sirvan para planear una intención de vida positiva ahora que arranque actividades de nuevo, porque espero haya descansado. Suerte en la faena.

Posdata. ¿Elegir la justicia y no la ley? ¿Y quién decide? ¡Madre mía! Seguramente el Tlatoani, ¿no? ¡Qué peligroso enunciado! Al extremo, lleva a la

anarquía.

En pocas palabras...

“Sufrimos más en nuestra imaginación que en la realidad”. Séneca
Imprimir
COMENTARIOS


6

8
  • 0 1
  • 7
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65