×
Rodolfo Villarreal Ríos
Rodolfo Villarreal Ríos
ver +
Doctor y Maestro en Historia por la Universidad de Montana-Missoula. Maestro en Economía por la Universidad de Colorado-Boulder. Diplomado en Economía e Inglés por “The Economics Institute,” Universidad de Colorado-Boulder. Licenciado en Economía por la Universidad Autónoma de Guadalajara. En la Universidad de Montana-Missoula ha impartido cursos sobre los tópicos de las relaciones entre México y los Estados Unidos de América, así como las desarrolladas entre el Estado Mexicano y la Iglesia Católica. Durante más de dos décadas prestó sus servicios al Estado Mexicano en el rango de auxiliar de programación a director general en funciones. Durante la segunda mitad de los 1980s, inició sus colaboraciones en el Suplemento de Política Económica de la Revista Tiempo y en los diarios El Nacional de la Ciudad de México y Zócalo de Piedras Negras, Coahuila. De noviembre de 2003 a la fecha es colaborador de Zócalo, además de Nuevo Día de Nogales, Sonora y los diarios electrónicos eldiariodetaxco.com, guerrerohabla.com, (Taxco, Guerrero); diariodeacapulco.com (Acapulco, Guerrero); todotexcoco.com (Texcoco, Estado de México) y diarionacional.mx (Ecatepec, Estado de México). En dichas publicaciones ha elaborado alrededor de 900 artículos editoriales sobre historia, economía, anécdotas vivenciales, deportes, tauromaquia, política y relaciones internacionales. Asimismo, es coautor de tres artículos publicados en las revistas de investigación científica, Lancet, Environmental Research y Journal of Alzheimer's Disease, Es autor de dos libros: “Las Conferencias de Bucareli. Un acto pragmático de la diplomacia mexicana.” (2018) y “El Senado estadunidense enjuicia a México y al presidente Carranza,” (2017), editados por el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM).

" Comentar Imprimir
18 Abril 2020 04:00:00
Las palabras del estadista Plutarco Elías Calles Campuzano previo al inicio de la cristiada
Escuchar Nota
Como lo comentamos, dos semanas atrás, esta serie de tres artículos concluye con las palabras expresadas por el estadista Plutarco Elías Calles Campuzano que aparecen publicadas en el documento “Alva W. Taylor Good Will Mission in the City of Mexico from July 28 to August 9, 1926.” (México 1926: Un reporte estenográfico de las entrevistas realizadas por la Misión de Buena Voluntad de Alva W. Taylor en la Ciudad de México entre el 28 de julio y el 9 de agosto de 1926). En esta fecha, la última apuntada, Taylor y su grupo acudieron al Castillo de Chapultepec para entrevistarse con el estadista mexicano quien recurrió al apoyo del doctor Andrés Osuna Hinojosa para que fungiera como intérprete.

Tras de darles la bienvenida, el estadista Elías Calles Campuzano les agradeció preocuparse por conocer con información de primera mano la situación prevaleciente en México para que con ella ofrecieran a los estadounidenses una visión objetiva sobre lo que pasaba aquí y no aquello que ofertaban como cierto los enemigos del país y de su gobierno. Sin más, Taylor soltó la aseveración primera: “Se acusa constantemente que su administración es antirreligiosa”. La contestación fue directa y seguramente, aun cuando fue emitida hace más de 90 años, pudiera provocar un par de santiguadas por ahí.

“En asuntos religiosos, el Gobierno mexicano no tiene preferencias, todas las religiones son dignas de respeto y gozan de protección y libertad similar”. Enfatizaba que, sin distingo, las religiones eran positivas dado que mostraban una tendencia moral. Los problemas “que se han suscitado en México han sido generados por los mexicanos representantes de la Iglesia Católica Romana [quienes] se caracterizan por su intolerancia. Piensan que todos deberían ajustarse a sus dogmas y no permitirse ninguna otra religión”. En nuestros días ya no lo expresan abiertamente, pero en el fondo es su ambición ferviente, especialmente cuando ven que el mercado está muy repartido, su participación se achica y, como lo señalaba el mandatario mexicano en 1926, “ya no pueden hacer lo que acostumbraban, entre otras cosas, perseguir a miembros de religiones distintas a la suya dado que la autoridad hubo de reprimir los ultrajes que cometían”. Lo que sigue, seguramente, implicara algo más que santiguarse.

“El clero católico siempre ha evitado acatar las leyes. Nunca ha estado dispuesto a obedecer a una autoridad que no sea aquella que mora en Roma. De esa manera han tratado de burlarse de las instituciones del país. Por ello, el Gobierno no ha tenido otra opción sino tomar medidas drásticas para hacerlos respetar las normas legales. La tendencia exhibida por la curia católica, no solamente aquí sino en todo el mundo -aun cuando sus acciones son más visibles en América Latina- es mantener- a las masas en la ignorancia más absoluta; solamente ha tratado de convertirlas en un grupo de fanáticos sin buscar ser un factor en el desarrollo moral e intelectual de esa gente”. A continuación, don Plutarco daba un repaso a la historia, un asunto que, hasta nuestros días, provoca se anatematice a quienes nos da por recordarla.

“El clero católico a lo largo de nuestra historia ha tenido la tendencia a absorber los recursos económicos del país. Desde la dominación española hasta nuestros días ha tratado de apropiarse de todas nuestras riquezas. La curia sabe que al controlar el poder económico del país ejercen, también, el control político”. Acto seguido pasó a precisar lo que, utilizando indebidamente el nombre del Gran Arquitecto, la curia católica romana había hecho en México, en donde nos sumergió en “las luchas más sangrientas; la guerra de los tres años, la Guerra de Reforma, y ​​muchos de los movimientos revolucionarios posteriores en México tuvieron su origen en las acciones del clero”. El estadista mexicano se quedó corto.

Olvidó mencionar como: A cambio de un puñado de dólares, los obispos a la hora de la invasión estadounidense, en 1846-1847, le prestaron ayuda al visitante; ante el requerimiento de Labastida y Dávalos surgió el apoyo de Giovanni María Mastai Ferretti, el papa Pío IX para que nos llegaran las tropas francesas y el barbirrubio austriaco; bajo la sombra de la Rerum Novarum, se dio el amancebamiento de Labastida y Gillow con el porfirismo para hacer negocios y recuperar bienes; se generó la participación de la curia en el asesinato del presidente Madero González; hubo una oposición rabiosa, liderada por Giacomo Paolo Giovanni Battista della Chiesa, el Papa Benedicto X, y su monaguillo local, el arzobispo de Guadalajara, Francisco Orozco y Jiménez en contra de la promulgación de la Constitución de 1917. Dejemos las digresiones y volvamos a los comentarios del estadista para quien “las ideas liberales han triunfado y el la revolución económica y social que está teniendo lugar en México ya no tolera la intrusión del clero católico en asuntos que no son propiamente espirituales”. Inmediatamente, Taylor comentó que en los EU se mencionaba que las medidas tomadas en México eran muy radicales.

Elías Calles Campuzano replicó: “Deme un ejemplo concreto. La respuesta fue: “Ninguno”. Los visitantes apuntaron que en su país los ministros religiosos discutían asuntos políticos desde el púlpito “¿pudiera eso suceder en México?” Elías Calles respondió que eso estaba prohibido aquí, deberían de entender que en Latinoamérica cuando la curia no está en el poder ataca al gobierno. Cuando señalaron que, si en México se podía dar una situación como la de los EU, en donde los religiosos no podían hablar en nombre de su iglesia cuando trataban temas no relacionados con ella, sino que lo hacían a título personal, la respuesta fue que no ya que los sacerdotes siempre lo hacían en nombre de la Iglesia católica.

Acto seguido, el estadista de origen sonorense dejó en claro que aun cuando la Constitución establece lineamientos respecto a la clerecía, hasta hace poco, ninguna pena se les había impuesto a quienes convertían al púlpito en tribuna política. Esto, se corrigió modificando la ley penal y entonces los clérigos protestaron mostrando su intención de violarla. Igualmente, se manifestaban en contra de solamente celebrar actos religiosos dentro de los templos con la intención de crear disturbios. Al cuestionamiento: “¿En caso de que los clérigos admitieran que el gobierno está en lo correcto, se derogaría la ley?” La respuesta fue: “La ley seguirá vigente, pero si los sacerdotes cumplen con ella no habrá ningún castigo”. Asimismo, les indicó que el Gobierno no estaba interesado en asuntos del dogma y si deseaban efectuar actos religiosos, o el que desearan inventar en casa particulares, no habría problema.

En lo concerniente a los ministros protestantes extranjeros, el Presidente mexicano precisó que cumplían con la ley y varios de ellos se lo aseguraron directamente que así lo harían. Tenía información de que, en los EU, los dirigentes de las iglesias protestantes conminaban por escrito a sus pastores para que cumplieran con las leyes mexicanas. Respecto a las medidas implantadas para limitar el número de clérigos extranjeros, Elías Calles mencionó: “El clero extranjero, especialmente el católico romano, ha sido una verdadera calamidad para nuestro pueblo. Miles de sacerdotes nos han sido enviados desde Europa, especialmente españoles e italianos. Estos sacerdotes son la escoria del clero… y han venido a este país con el único propósito de explotarnos; han llegado para hacer fanáticos de la gente común, y han intentado por todos los medios posibles mantener a las masas en la ignorancia; han venido tratando de absorber el poder económico del país, de quitarle a la nación todo el dinero que puedan para llevarlo a Europa; siempre han tratado de interferir con los asuntos internos del país; nunca han sido factores de cooperación para el avance de la gente; nunca han cooperado para el desarrollo moral de la nación. Ante esta invasión de elementos contaminantes, la nación ha considerado necesario tomar medidas preventivas. La ley ha tenido que ser de carácter general…” Lo que a continuación mencionaremos es el motivo real por el cual la curia católica romana se opuso al gobierno del estadista Elías Calles y terminó por incitar a una reyerta en donde murieron más de 100 mil mexicanos. Nada de que defendían sus muy personales y respetables formas de relacionarse con el Gran Arquitecto, lo que apetecían era detener primero y, después, retrasar el reloj de la historia.

Cuando Taylor solicitó le explicara el programa social del gobierno, Elías Calles Campuzano señaló que “las masas campesinas del país han estado desde la época colonial hasta hace poco tiempo bajo condiciones de esclavitud… La propiedad de la tierra en México estaba en manos de los conquistadores y esta propiedad se ha transmitido entre ellos de generación en generación, de modo que los propietarios de la tierra han sido solo unos pocos… mientras que millones de seres humanos… en los campos han sido sometidos a una condición de esclavitud. Estos campesinos pobres no han sido dueños de la tierra, ni de sus hogares... Los terratenientes, y el clero… los han mantenido en la ignorancia. El clero siempre se ha puesto del lado de los poderosos… y nunca ha sido amigo de los humildes como Jesús ordenó. Los salarios que se han pagado en las haciendas a quienes cultivan la tierra han sido tan miserables que no son suficientes para satisfacer las necesidades mínimas. El cerdo [propiedad] del hacendado ha sido mejor alimentado que los peones que trabajan desde el amanecer hasta el ocaso, ya que esos salarios han sido de quince a dieciocho centavos (7 a 9 centavos de dólar estadounidense) por día hábil. Con ese salario les ha sido imposible… alimentar a su familia. El gobierno surgido de la Revolución Mexicana ha hecho todo lo posible para ayudar a las clases campesinas y… ha promulgado leyes para dar a los pueblos indígenas las tierras que necesitan... Deseamos que estos indios pobres que fueron esclavos se liberen de una condición tan lamentable y se conviertan en pequeños propietarios de tierras”. Para quien lo olvida, este era el planteamiento del estadista, no el que después otro trazó y lo redujo a propietarios de macetas. “El gobierno se dio cuenta de que el problema no se resolvió con la entrega de tierras como única medida, por lo que la cuestión financiera también se ha abordado a través de… una organización financiera. Como los peones estaban en la pobreza más extrema, no tenían los medios para comenzar a trabajar y hacer fructífera la tierra que les dio el gobierno. Entonces establecimos bancos para financiar a quienes el Gobierno les había dado tierras, con el Banco Nacional de Crédito Agrícola como la unidad central. Estos bancos se encargan de obtener para los campesinos implementos agrícolas, maquinaria y el ganado necesario”. El planteamiento era integral y no en lo que devino después para convertirlos en entes votantes agradecidos con el tata cualquiera que su nombre fuera.

“A la vez, se presta atención a la organización social de las masas. [En esta tarea tienen un papel trascendental]los jóvenes capacitados especialmente para este trabajo en las escuelas gubernamentales. [Ellos] están organizando a los antiguos peones en cooperativas para liberarlos de la explotación económica. De esta manera, deseamos alcanzar la independencia económica de los campesinos, porque creemos que primero se debe prestar atención a las exigencias del estómago. Pero al mismo tiempo, desarrollamos un esfuerzo cultural muy intenso. Establecemos escuelas en todos los centros de población, no importa cuán pequeños sean, porque creemos que es absolutamente indispensable elevar el nivel intelectual de las personas, especialmente de los trabajadores, siendo esta la mejor ayuda que se les puede brindar a las masas, y la mejor manera de convertirlos en gente respetada. El programa del gobierno exige mil escuelas adicionales cada año en toda la República. Este año abrimos mil escuelas por encima del número que funcionaba el año pasado y en el presupuesto del año próximo proyectamos construir mil escuelas más. Mi idea es que donde sea que… haya veinte niños o más, debe de haber una escuela pública. Este trabajo [en las áreas rurales], se complementa con el esfuerzo que hacemos también en las ciudades, en donde prestamos especial atención a las clases trabajadoras, porque creo que son ellas las que necesitan la ayuda inmediata, considerando que los acomodados pueden defenderse. En este país, la organización laboral se ha desarrollado intensamente en los últimos años; casi todos los obreros están sindicalizados, y el Gobierno hace un esfuerzo para… que estas organizaciones puedan adquirir toda la cultura posible. Se han establecido escuelas y bibliotecas, especialmente en los sindicatos, y se les imparten constantemente conferencias educativas. Este trabajo tan importante ha hecho posible ya la gran evolución que ha tenido lugar en las mentes de las clases trabajadoras, que tienen ideas avanzadas. Ustedes pueden ver por si mismos que la mano de obra mexicana está respaldando el programa y las políticas del Gobierno. Como dije antes, el cumplimiento de este programa es muy difícil porque todo tiene que hacerse por vez primera. Nuestra tarea es ardua. Estamos en un periodo de desarrollo, de crecimiento”. Obsérvese que Elías Calles asociaba estos dos conceptos uno con el otro. “El principal objetivo del gobierno es lograrla independencia económica del país. No hemos pasado por alto ningún esfuerzo que podamos hacer… para que México se convierta en un país autosuficiente. La lucha para lograrlo es intensa, pero después de dos años nos encontramos más cerca de la realización de nuestro propósito”. Y continuaba.

“Hemos logrado reorganizar completamente nuestras finanzas, ahora tenemos los recursos que necesitamos para instrumentar nuestro programa y un presupuesto equilibrado que permite cumplir con las obligaciones domésticas y foráneas; el Gobierno construye carreteras y realiza grandes obras de riego; el riego planificado requiere la rehabilitación de un millón de hectáreas de tierra. Este plan será una realidad en cuatro años como máximo y, a partir de ahí, México estará en condiciones de producir todo lo necesario no solamente para su consumo, sino que tendrá un excedente para ayudar a otros pueblos. En este momento construimos escuelas para la educación agrícola de los campesinos. El próximo mes de septiembre inauguraremos cuatro escuelas cuyo propósito será convertir a los hombres en agricultores capaces. Estas escuelas no solo son prácticas, sino que ofrecerán todas las comodidades y todas las facilidades que ofrecen las universidades. El Gobierno trabaja para proveer del mayor bienestar posible a las masas; su objetivo es lograr la felicidad del mayor número de hogares. Naturalmente, este trabajo no se encuentra con la aprobación de las clases privilegiadas de la nación.” Obsérvese que en la propuesta nada se menciona de asistencialismo, el objetivo era crear una sociedad de seres productivos.

A la pregunta que si el programa mexicano estaba inspirado en Rusia. El mandatario respondió: “México no trata de imitar a nadie. Tenemos nuestros problemas y buscamos resolverlos acorde a nuestras circunstancias. No trasplantamos nada que sea exótico”. Para concluir, Taylor le preguntó: ¿Cómo podemos ayudar a México, que nos sugiere? La contestación fue: “Hay una forma en que pueden apoyarnos, decir la verdad sobre lo que han encontrado aquí”.

Las respuestas a cada uno de los cuestionamientos permiten entender como el rumbo era claro y porque la curia católica hizo todo lo posible, inclusive bendecir a sus adeptos para que fueran a matar a quienes no compartieron su perspectiva de la fe, por impedir que se concluyera el proceso que dio inicio bajo el diseño de Venustiano Carranza Garza, continuó con el desbroce del sitio realizado por Adolfo de la Huerta Marcor para permitir que la labor de cimentación fuera ejecutada por Álvaro Obregón Salido y finalmente todo estuviera listo para que el estadista Plutarco Elías Calles Campuzano construyera el edificio que albergaría el Estado Mexicano moderno bajo el cual México creció y se desarrolló. Esto, se dio sin necesidad de que ninguno de los cuatro personajes, hoy olvidados por los historiadores de ocasión, se auto colocara una etiqueta que lo calificara como el gran transformador. .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

Añadido (1) Dada nuestra condición de vetados (excepto en Zócalo y la Universidad Autónoma de Piedras Negras) en Coahuila, nos sorprendió que la Secretaría de Cultura de esta entidad incluyera, entre las lecturas recomendadas acerca del presidente Venustiano Carranza Garza, el nombre de nuestro libro “El Senado estadounidense enjuicia a México y al presidente Carranza” (INEHRM, 2017). ¿Algún duende cibernético hizo la travesura?

Añadido (2) Durante la administración federal pasada, muchísimos les proporcionaron, vía “submecatum” información interna de cada área, misma que utilizaron en la campaña. Además, fueron y votaron por la causa. Cuando los apoyados llegaron, corrieron a muchos de ellos y a los que les fue bien, les rebajaron el sueldo. Hoy, van por los que quedaron para echarlos. Vaya ‘cuatrote’ que les pusieron.

Añadido (3) Veíamos en TV Chile al ministro de Economía de ese país explicar cómo el Gobierno federal y la banca privada apoyarían al sector productivo en sus niveles diferentes y nos acabamos preguntando: ¿Cuándo aparecerán el secretario de Hacienda y la secretaria de Economía de México dando a conocer un programa con apoyos reales?

Añadido (4) Previo a todo esto, los “National Insititutes of Health” (una institución en donde las miasmas nadan placenteramente) de los EU, otorgaron un apoyo para investigación por 3.7 millones de dólares al Instituto de Virología de Wuhan en China para que experimentaran con murciélagos, capturados en la región de Yunnan, sobre la transmisión del coronavirus. Así que nada de castigos divinos o reacciones al cambio climático, lo que hubo fueron varias manos que abrieron la puerta con el objetivo de tronar la sociedad occidental.

Añadido (5) “Nos fue requetebién…” (13-04-2020): “La mezcla mexicana de petróleo se cotizó en 15.30 dólares… su precio más bajo en dos semanas…” (14-04-2020); “Fitch Ratings recorta la calificación de México, desde ‘BBB’ a ‘BBB-, y queda a un escalón de perder grado de inversión…” (15-04-2020); “Durante marzo pasado inversionistas extranjeros sacaron del país 166 mil 540 millones de pesos”, (16-04-2020); “Fitch Ratings recortó la calificación de Pemex desde ‘BB’ a ‘BB-’, por lo que se encuentra en el nivel especulativo. Además, rebajó la nota de la CFE a ‘BBB-’ (17-04-2020); “Moody’s recortó la calificación de México a ‘Baa1’ desde ‘A3’, con perspectiva negativa y la calificación de Pemex… de ‘Baa3’ a ‘Ba2’, que la coloca en grado especulativo y pierde el grado de inversión”. (17-04-2020) ¿Alguna duda?
Imprimir
COMENTARIOS