×
Isabel Arvide
Isabel Arvide
ver +
Periodista, ha colaborado en los principales medios nacionales desde 1976. Recibió el Premio Nacional de Periodismo en 1984, primera mujer en obtenerlo por opinión. Es conocida por sus comentarios políticos críticos, ha publicado novela, poesía erótica, crónica y entrevistas. Entre sus libros destacan, con más de diez ediciones vendidas, "La Decisión Presidencial" y "Asunto de Familia", ambos analizando la corrupta relación entre Manuel Camacho, Carlos Salinas de Gortari y Luis Donaldo Colosio. En "La Guerra de los Espejos" narra el conflicto armado de Chiapas desde la visión de los cuarteles militares, editorial Océano, noviembre de 1998. Por el mismo sello editorial publicó, en 1999, "La Sucesión Milenaria" analizando el proceso electoral que llevaría a la derrota del PRI. Fue la efímera directora del diario Summa, de la empresa Televisa, hasta el primer día de diciembre de 1994, de donde salió por el encabezado: "Decepcionó el Gabinete". Hasta junio del 2000 escribió una columna política diaria para Ovaciones. A partir de esa fecha colabora en el diario Milenio, así como en el semanario del mismo nombre. Su columna diaria se publica en 15 periódicos de provincia. Visite www.isabelarvide.com

" Comentar Imprimir
05 Agosto 2008 04:00:00
Las verdades de Guadalupe
En esto de la reforma energética, que es una expresión inequívoca de la gran querella política que vivimos, la voz de Guadalupe Acosta Naranjo se significa como el más refrescante baño de sentido común que pueda armarse en la fontanería del PRD, o de lo que todavía se conoce bajo estas siglas.

En su calidad de presidente interino de dicho partido, que la mayoría da por muerto electoralmente pero que en los hechos sigue siendo la gran muralla en cualquier intento de suma, de diálogo, de gobernabilidad más allá del presupuesto público, afirmó que “nadie tiene fuerza suficiente para imponer su visión”.
Que lo haya dicho después de conocer los resultados de la “consulta popular” impulsada por Marcelo Ebrard, donde los viejos métodos priístas y otros nuevos usos perredistas llevaron a 800 mil votantes a las urnas en la Ciudad de México, adquiere una importancia adicional.

Porque es el reconocimiento no solamente de una realidad nacional, sino de una verdad incuestionable a la luz precisamente de lo que significan estas manifestaciones documentadas en contra de la iniciativa en materia energética.

Guadalupe Acosta llegó al PRD por las circunstancias más singulares, adversas, complejas a imaginar. En su liderazgo, que eso es, sin embargo ha destacado su inteligencia y su sentido del humor, su capacidad de síntesis y su sencillez.

Si solamente fuese por estas cuatro cualidades habría que respetarlo.

Ahora, de cara a la presentación de la iniciativa de transformación de PEMEX de Cuauhtémoc Cárdenas, apoyada hasta por Manuel Bartlett, en contraposición a la priísta que impulsa Beltrones pero que redactaron muchos, entre ellos Labastida Ochoa y Francisco Rojas, el PRD se convierte en un protagonista político. El PRD, conste, no Andrés Manuel.

Lo que, me parece, es de una dimensión inmensa. Porque admitir públicamente que nadie puede imponer su visión de manera dictatorial, quiere decir también que se respeta a lo que piensan los otros.

Y esto se tiene que traducir, definitivo, en contra de las tomas de tribuna y de las manifestaciones violentas en las calles que solamente buscan lo anterior, es decir imponer su visión (así sea respetable históricamente) de la realidad.

Guadalupe Acosta Naranjo no descubrió el hilo negro al asegurar que habrá acuerdo. Pero sí marcó un hito al afirmar que el PRD buscará soluciones lejos de la confrontación.

Ya reunirse con los líderes del PAN y del PRI para hablar había significado una diferencia del cielo a la tierra… por lo que habrá que disfrutarlo, lo que dure en esa posición y reconocerle su capacidad transformadora en un partido que ni siquiera era contabilizado en las discusiones importantes... Aunque no solamente eso…
http://www.isabelarvide.com
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5