×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
14 Julio 2019 04:10:00
Les gusta el peligro
A los regidores y diputados del Partido Acción Nacional les gusta el peligro y les da por contratar como asesores y representantes a cartuchos quemados y exfuncionarios de negros antecedentes, que incluso forman parte de investigaciones abiertas por posibles hechos de corrupción.

Tome nota. En el caso del Ayuntamiento de Saltillo, los regidores panistas que coordina el excandidato a la alcaldía, Carlos Ulises Orta Canales, se hicieron de los servicios de José Guadalupe Palacios Ortiz, para más señas exdirector del Instituto Municipal de Cultura en los tiempos de Isidro López
Villarreal.

A “LadyPalacios”, como es conocido entre panistas, se le vincula con una serie de travesuras en el ejercicio del presupuesto municipal, por casi un millón de pesos, por lo que podría responder a la justicia, pero eso pareciera tener sin cuidado a los ediles.

El superasesor

El otro caso también es conocido. Se trata de Zitamar Arellano Trueba, exdirector de Comunicación Social y superasesor del “cornudo político”, para más señas Isidro López Villarreal. Hay quienes aseguran que al exestratega en comunicación hasta le alcanzó la vida para convertirse en espía.

El caso es que forma parte de investigaciones por desvíos y pagos no justificados por asesorías, se trata de cantidades millonarias, pero aún así desde hace meses forma parte del staff de la bancada de Acción Nacional en el Palacio de Coss, en donde presta sus servicios y tiene nuevo jefe, es decir, el diputado Juan Antonio García Villa, quien si algo presume es honestidad. Lo que son las cosas.

Llamarada de petate

Fue más el ruido que las nueces lo de la regidora Teresa Romo Castillón y su amago con irse del partido si no la tomaban en cuenta para la dirigencia municipal. Cerró la etapa de registros, su nombre no está en la lista de aspirantes y ni dejó las filas del albiazul ni tampoco se refugió en Morena, como lo dijo durante las semanas previas.

Eso sí, Tere Romo se sumó a la lista de panistas y priistas que al no ser tomados en cuenta por sus dirigentes, quieren asustar con el petate del muerto y alzan la voz para asegurar que dejan la militancia y tienen las puertas abiertas en el partido de moda, pero finalmente no hacen nada.

Hay candidatos

Los que si se apuntaron como aspirantes son Carlos Murillo, un viejo activista de las campañas electorales panistas, y la exregidora Laura Guadalupe Herrera Guajardo. Tal vez la recuerdan, en la pasada Legislatura federal llegó al Senado como suplente, cuando el ahora expanista Luis Fernando Salazar Fernández, “El Hooligan” para sus fans, dejó la curul al tener el sueño guajiro de conseguir la candidatura panista para el Gobierno estatal, la cual estaba reservada para Guillermo Anaya.

Laura Herrera y Carlos Murillo pueden hacer campaña desde ya, hasta el 20 de julio, con la idea de renovar la dirigencia local de su partido, por ahora en manos de Jorge Rosales Saade.

La Normal, en apuros

José Rodolfo Navarrete Muñoz, para más señas director de la Escuela Normal Superior del Estado, hasta en la sopa se aparece por el rumbo de la Secretaría de Educación, en donde Higinio González hace las veces de titular. Según esto, el profe Navarrete, como lo conocen, a la mínima provocación envía a profesores a su cargo al área jurídica de la Sedu, o les abre procedimientos administrativos, bajo cargos tan ridículos como haber ido al baño o a la tienda sin autorización.

El director de la prestigiosa escuela, nos aseguran, sobrecarga la chamba a los abogados de la Sedu por situaciones que está en sus manos resolver. Lo peor, nos aseguran, le corre al diálogo y se distrae de asuntos más importantes como el hecho de que no están abiertas todas las especialidades y cada vez hay menos interesados en estudiar para profes de secundaria.

Tienden lazos

Integrantes de la Dirección de Bienestar Social de Guadalupe, Nuevo León, se dejaron ver este fin de semana en Saltillo. Aprovecharon el hermanamiento entre las dos ciudades para conocer el funcionamiento de distintos programas que por acá dieron resultados y se toman como ejemplo en otras latitudes. El programa de becas para estudiantes de todos los niveles, sistema de transparencia, los programas sociales y las acciones del Gobierno de Saltillo para apoyar a las personas en situación de vulnerabilidad fueron reconocidas por el director de Bienestar Social del municipio neoleonés, Ricardo Navarrete Reyes.

Nos aseguran que hay estrecha relación de hermanamiento con Guadalupe, Nuevo León, en donde gobierna la exsenadora Cristina Díaz y la idea del Alcalde sarapero, Manolo Jiménez, es fortalecer ese tipo de lazos.

Inicia estrategia

Arrancaron las acciones conjuntas de los gobiernos de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas para tratar de frenar la violencia del crimen organizado en la zona fronteriza y en las vecindades de esta con las otras entidades.

En el caso de Coahuila, la estrategia está a cargo de José Luis Pliego Corona. El titular de la Secretaría de Seguridad Pública tiene experiencia y nos aseguran que le acomoda mejor la estrategia de operaciones, que la chamba de escritorio. A ver qué resulta.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5