×
Sonia Villarreal
Sonia Villarreal
ver +
Licenciada en Ciencias de la Información y Comunicación. Regidora en el Ayuntamiento de Piedras Negras. Secretaria General del Comité Municipal del PRI. Secretaria Técnica del Ayuntamiento. Directora General de Desarrollo Social en el Municipio. Directora del Registro Público de la Propiedad y del Comercio. Secretaria de la Secretaría de las Mujeres en el Gobierno del Estado de Coahuila de Zaragoza. Diputada Local por el XVI Distrito Electoral, Presidente del Comité Municipal del PRI, Presidente Municipal de Piedras Negras Administración 2018. Actualmente Subsecretaria de Coordinación Interinstitucional en Materia de Seguridad.

" Comentar Imprimir
14 Septiembre 2019 04:00:00
Línea 911
Las emergencias ocurren cuando menos esperamos, nunca estamos preparados para ellas, pero cuando suceden, es necesario pensar y actuar rápidamente.

En nuestro estado, la capacidad de respuesta de cualquier ciudadano está en recordar solo tres números: 911. Pero tan importante es recordar el número como hacer buen uso de él, hay que enseñar a niñas, niños y adolescentes a utilizarla con responsabilidad.

Hay que hacer hincapié en que NUNCA se llama al 911 de broma o solo para saber cómo funciona.  Es increíble, pero casi el 80% de las llamadas que recibe el sistema de emergencias 911 en el estado son bromas de niños, niñas y adolescentes.

Tan solo en 2018, de 2’046,408 llamadas, 426,555 fueron procedentes, y 1’619,853 fueron falsas, es decir, tan solo 20.8% fueron llamadas reales de emergencia. En lo que va de 2019, el promedio de llamadas reales es de 25%, siendo mayo el mes más alto con 35% y el menor febrero con 24.5%.

Hace unos días conocí el caso de una adolescente que llamó al 911, dijo estar embarazada, que iba a huir con su novio ante el rechazo de sus padres, pero que al intentar huir su papá llegó, los golpeó a ambos, dejó a su novio inconsciente y que ella estaba sangrando. Los servicios se trasladaron de inmediato a la dirección que proporcionó y resultó ser una llamada falsa.

¡Esto no debe pasar! mientras el operador pierde tiempo hablando con personas que no tienen verdaderas emergencias, y los servicios se trasladan para dar auxilio, otras personas que si necesitan ayuda inmediata pueden tener su vida en peligro.

Esto es un arma de dos filos, platicando con el Subsecretario de Seguridad Pública, me comentó que a nivel nacional existen encuestas que señalan que niños de entre 6 y 9 años hacen uso del 911 por broma, pero que también es alto el índice de niños que llaman por maltrato de sus padres o porque tienen intenciones de suicidio.

También me compartió su preocupación porque se socializara la importancia del 911 en las escuelas con el apoyo de la SEP y en instancias como la Pronnif, el Instituto de las Mujeres y otras, ya que existen personas con depresión u otros trastornos emocionales que la pueden necesitar.

Quizá se vuelva urgente legislar sobre estas llamadas falsas y se tipifique nuevamente en el Código Penal, por lo pronto, el Gobernador del estado hará una importante inversión este año en un sistema que permitirá ubicar el origen de la llamada y disminuir el número de atenciones falsas, también habrá un sistema permanente de evaluación a las y los operadores de la línea 911, pero nada funciona si no hacemos conciencia, siempre lo decimos, la seguridad es responsabilidad de todos. El Gobierno cumple su responsabilidad, pero la ciudadanía también debe cumplir la suya.

Hay que ser conscientes de que estas llamadas no son graciosas y no solo distraen importantes recursos humanos y materiales, estos actos irresponsables ponen en riesgo la vida de las personas y los únicos que podemos remediarlo, somos nosotros mismos. Y tú… ¿qué opinas?
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5