×
Javier Villarreal Lozano
Javier Villarreal Lozano
ver +

" Comentar Imprimir
30 Mayo 2019 04:00:00
Llamada de atención
Con un sentido adiós a don Carlos Robles Nava

La idea de colaborar dos veces por semana en Zócalo era dedicar el texto del jueves a temas relacionados con libros y cuestiones culturales. Sin embargo, parafraseando lo escrito en los “vales de buena conducta” del antiguo Colegio Zaragoza: “El hombre propone y la realidad dispone”. En los vales el que disponía era Dios, por supuesto.

Así ocurre ahora, cuando se ha registrado un vertiginoso aceleramiento en los acontecimientos, muchos de los cuales con repercusiones en el entorno inmediato. Libros y actos culturales se quedan en lista de espera al aparecer nubes de tormenta sobre el porvenir de la industria motor de la economía de Monclova, así como de buena parte del centro de Coahuila y de la Región
Carbonífera.

El congelamiento de las cuentas bancarias de Altos Hornos de México (AHMSA), ya descongeladas ayer por orden presidencial, y la aprehensión del director general de la acería, parte del Grupo Acerero del Norte, Alonso Ancira, pusieron una interrogación sobre el futuro de Monclova y su área de influencia.

La inmediata reacción del Gobernador del Estado, Miguel Ángel Riquelme Solís, respaldada por legisladores coahuilenses, despresurizó el impacto de las medidas adoptadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. El presidente Andrés Manuel López Obrador entendió el efecto devastador inmediato que traería consigo el congelamiento de las cuentas, y lo revocó en su conferencia de prensa cotidiana.

El detonador del escándalo que involucra a Alonso Ancira fue la venta de una planta productora de fertilizantes que a partir del sexenio de Carlos Salinas de Gortari ha tenido “mal fario”, como dicen los gitanos. Petróleos Mexicanos la adquirió a AHMSA a un precio escandalosamente inflado. Al seguir la pista del dinero, se descubrió una triangulación de sobornos de la famosísima Odebrecht en la que participó Ancira, sobornos que terminaron en los bolsillos del exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin.

Por ahora no hay temor sobre el futuro de Altos Hornos y de Monclova. Ya en el sexenio de Vicente Fox, Ancira se vio envuelto en un problema con la Secretaría de Hacienda. En aquella ocasión, para evitar ser detenido optó por un prolongado autoexilio en Israel, estancia forzada que aprovechó para comprar las míticas minas del Rey Salomón.

Entonces quedó demostrado que nadie es indispensable, cuando se trata de una empresa tan poderosa como AHMSA. Lo que resulta claro es la necesidad de pensar seriamente en la diversificación de la economía de al menos tres regiones del estado: Sureste, dependiente de la automotriz; Carbonífera, que vive de la minería, y Monclova, sustentada en la producción de acero.

Existen ejemplos dramáticos de las terribles consecuencias de esta dependencia. Detroit, la antes orgullosa capital mundial del automóvil, atraviesa actualmente por momentos muy difíciles debido a la emigración de las plantas armadoras más allá de las fronteras de Estados Unidos.


Letras sueltas

La disparidad de la inversión extranjera entre el Sureste –Saltillo, Ramos Arizpe, Arteaga– y la Región Lagunera revive los afanes separatistas de algunos torreonenses. Es un sentimiento que cobra vigencia cíclicamente. En los años 60 del siglo anterior, cuando incluso se intentó un sondeo entre los parrenses para saber si estaban de acuerdo con la creación del estado de La Laguna. Hubo abrumador apoyo al proyecto, pero con una condición: ¡Que Parras fuera la
capital!
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65