×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
23 Julio 2019 04:00:00
¡Lo De la Fuente no!
Si hubiera un color más gris que el gris, no se llamaría gris sino Juan Ramón de la Fuente. De todos los insignes rectores que ha tenido la UNAM, es sin duda el más mediocre e intrascendente. Y no por falta de ganas, sino por conflicto de intereses.

Lo que sucede es que De la Fuente siempre soñó con ser Presidente de la República. Pero era priista. Y por lo mismo no podía saltarse las trancas y tampoco construir una opción ciudadana. Algún tiempo se promovió como un posible candidato sin partido... pero todos sabían que tenía tatuado el emblema del PRI en la frente.

Cuando Vicente Fox ganó la Presidencia, De la Fuente coqueteó con los panistas y se les pegó lo más que pudo. Lo mismo trató de hacer con los calderonistas, para luego, como buen camaleón político, regresar al tono tricolor cuando Enrique Peña nos divertía en Los Pinos.

Y ahora que el Gobierno es de Morena, Juan Ramón de la Fuente no es moreno, porque es demasiado fifí para esas cosas, pero sí aceptó gustoso, moviendo “la colita como perrito”, ser el embajador del amado líder cabecita de algodón ante la ONU. ¿Y qué hace en Nueva York el exrector? Pues en realidad le ayuda a Juan. ¿Y qué hace Juan? ¡Pues nada!

Según me cuentan, De la Fuente va a la ONU más para sentirse importante que porque realmente le importe el papel de México en la escena internacional. Y es que no debe ser fácil querer sentarse a la mesa de los grandes cuando desde Palacio Nacional nos quieren hacer sentir chiquitos. ¿A qué me refiero? A que Andrés Manuel López Obrador no entiende ni cree en la política internacional.

Por eso no va a las cumbres de presidentes, ni le importa tener a un inútil como embajador en la ONU. Ser embajador de un Presidente que sólo se ve el ombligo debe ser más aburrido que ser el pediatra de Chabelo.

Lo curioso es que ayer, muy triunfantes, AMLO y De la Fuente anunciaron que México cuenta ya con el apoyo de los países de Latinoamérica para ser parte del Consejo de Seguridad de la ONU. Y quién sabe por qué queremos integrar ese órgano, si ya se vio que el Gobierno no quiere que a Nicolás Maduro ni siquiera le dé el aire.

Lo que más me preocupa es que viendo el desastre que dejó De la Fuente en la UNAM, no vaya a ser que hasta Suiza termine declarándonos la guerra ahí en la ONU.


Duarte sonríe de nuevo

No es por ser malpensados peeero... un juez suspendió la condena de Javier Duarte. Y aunque se supone que el veracruzano seguirá en prisión en lo que se resuelve un amparo que solicitó, todo indica que el Gobierno de AMLO va a perdonar al súper transa priista que se robó hasta la medicina de los niños con cáncer.

No entiendo qué le sabe o qué le conoce o qué le dio Duarte a López Obrador, pero desde mucho antes de que ganara la Presidencia, el tabasqueño dejó en claro que estaba del lado del priista. ¿Pues no que muy honesto? Vámonos con uno de los peores chistes de la historia. Le dice la maestra a Pepito:
-Espero que esta vez sí hayas estudiado para el examen.
-Por supuesto.
-Muy bien, háblame del Tercer Reich.
-¿El del incienso o el de la mirra?

¡Nos vemos el jueves!
Imprimir
COMENTARIOS


6

8
  • 0 1
  • 7
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65