×
Rafael Puente
Rafael Puente
ver +
Ex guardameta de Atlante y América en la década de los 70. Luego de retirarse del balompié activo, Rafael Puente se convirtió en entrenador de varios equipos en la primera división mexicana, compartiendo incluso en una temporada el banquillo con Ricardo La Volpe y después inició una exitosa carrera como analista. Ha participado en las Copas del Mundo México 1986, Italia 1990, USA 1994, Francia 1998, Corea – Japón 2002 y Alemania 2006 y Juegos Olímpicos Atenas 2004.

" Comentar Imprimir
22 Agosto 2008 04:00:00
Lo más importante fue la victoria
Eriksson requiere de más tiempo para conjuntar al equipo y haya mayor coordinación en las jugadas
Hay hombres clave en el Tri que deben estar desde el inicio para darle verticalidad al frente y seguridad atrás


El debut de Sven-Göran Eriksson como responsable del equipo mexicano ha estado dentro de lo previsto, y lo digo así, porque el equipo mostró distintas facetas en el desarrollo del partido ante Honduras, algo normal por el poco tiempo que han tenido para trabajar.

De inicio, llamó mucho la atención la alineación que presentó para iniciar en el Estadio Azteca, con dos jugadores que no están bien cuajados para partidos de eliminatoria, hablamos de Giovani dos Santos y Carlos Vela.

Luego, la decisión de dejar fuera a un hombre que con creces se ha ganado un sitio dentro de la selección como Gerardo Torrado, para hacer jugar a Leandro en una posición que no es en la que habitualmente se desempeña. Con esto, limitó al mediocampista de Pumas sacándolo de la posición que conoce a la perfección y al de Cruz Azul lo dejó en la banca, cuando es un jugador que siempre ha mostrado mentalidad y carácter, características que hacen falta en estos compromisos.

En lo que fue el partido, México cumple, gana un partido que se le estaba complicando. México arrancó con ímpetu, pero sin lograr capitalizar de manera rápida para tener la tranquilidad y manejo de partido que debía. Todo cambió cuando Honduras anotó, a lo mejor sorpresiva e injustamente, porque no había llegado para nada. Un tiro libre que sorprendió dejando sin posibilidades a Oswaldo. Ahí se confundió el conjunto mexicano, mientras que Honduras ganó en seguridad.

Pensé que los movimientos de Eriksson iban a ser desde el inicio del segundo tiempo, pero se esperó. Al no crear peligro, tuvo que modificar metiendo a dos centros delanteros: Guille Franco y Omar Bravo para dejar de jugar con uno como al inicio. Con dos nueves, el equipo empezó a cambiar, no sé hasta qué punto Honduras resintió la altura y el haber llegado con pocas horas de diferencia al juego, pero todo cambió.

Ingresó Cuauhtémoc Blanco, probablemente no pesó lo que creo que pudo hacerlo de haber iniciado, pero ayudó. México encontró profundidad y en una jugada que parecía perdida, Pável empalmó el balón de maravilla para conseguir un golazo. La selección buscó sacar ventaja del golpe anímico y tuvo la fortuna de encontrar el segundo gol, en una falta que vuelve a cobrar Pardo, quien fue demasiado afortunado en esta ocasión, cuando la intención era meter un centro. Por ahí hay una falta de Márquez, que ayuda a que el balón se colara para el tanto del triunfo.

Como conclusión, lo más importante fue la victoria, se ha derrotado al rival más fuerte en esta fase combinado con el empate entre Canadá y Jamaica, lo que le dará tiempo, tranquilidad y espacio para que Eriksson busque transmitir lo que quiere en el funcionamiento.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5